Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

El Govern abrirá oficinas para tramitar las ayudas energéticas en Ibiza y Formentera

Balears se marca como objetivo alcanzar el 35% de autoconsumo de energía limpia en 2026

Yllanes y Malagrava, durante la presentación del plan de inversiones para la transición energética en el Consell de Eivissa. | CAIB

El Govern balear prevé abrir entre este año y 2023 sendas oficinas en Ibiza y Formentera para tramitar las subvenciones para instalaciones de energías renovables previstas en el Plan de inversiones para la transición energética de Balears, que cuenta con una financiación de 233 millones de euros para el conjunto de Balears. Estas sedes, junto a otra en Menorca, también se proyectan con el objetivo de asesorar a empresas y particulares, así como a los proyectos que impulsen los ayuntamientos.

Así lo anunciaron ayer en Ibiza el conseller de Transición Energética, Juan Pedro Yllanes, y el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava. Los dos cargos del Govern se reunieron en la sede del Consell con representantes institucionales, empresariales y agentes sociales para presentarles este plan de inversiones, que ya se había dado a conocer oficialmente en Mallorca a mediados de marzo.

Según destacó la conselleria de Transición Energética, estas seis oficinas supondrán una inversión de 6,5 millones de euros, en el conjunto de Balears. Estas delegaciones deberán desarrollar «una labor proactiva en la sensibilización e información, a través de la organización de eventos, la elaboración de materiales y su difusión», según detalló la conselleria.

Programación anual

Así, cada una de ellas deberá organizar un mínimo de 20 actividades anuales. Respecto a las subvenciones para la Transición Energética en Balears, que aún concretarse, Malagrava confió en que a finales de año puedan empezar a solicitarse «más de un 70 u 80%» de las diferentes líneas que prepara el Govern.

Entre ellas, se prevén inversiones de 33,8 millones de euros para proyectos innovadores, 30 para autoconsumo, 68 para generación y almacenamiento renovable, 25 para la transición energética en la administración pública y 70 para movilidad eléctrica. En este último apartado, el objetivo de este año es superar los mil puntos de carga de vehículos en el conjunto de Balears.

Cada isla debería generar un 35% de su energía con fuentes renovables de cara al año 2026

decoration

A la espera de que se dé forma a estas convocatorias de subvenciones y se fije su reparto, Yllanes subrayó que «cada isla recibirá, proporcionalmente, los fondos para el trabajo que necesite llevar a cabo para la transición energética en su territorio».

Las ayudas que tramitarán estas oficinas de dinamización se enmarcan en las obligaciones de la Ley de Cambio Climático, con las que cada isla debería generar un 35% de su energía con fuentes renovables de cara al año 2026.

El objetivo final es que esta cifra haya alcanzado el 100% para el año 2050 y que el 70% sea producido en cada isla, según establece la agenda del plan de inversiones de la conselleria.

Ibiza y Formentera, a la cola

Tal y como recordaron Yllanes y Malagrava, las Pitiusas son las islas que están más lejos de cumplir con estos objetivos, ya que solo producen un 1% de energías renovables, frente al 6% de la media balear y el 40% estatal.

En este sentido, y dado que «la orografía de Ibiza no ayuda» al desarrollo de parques fotovoltaicos, incidieron en que se deberá incidir en las instalaciones para autoconsumo y en la instalación de placas en parkings y cubiertas.

Dos parques fotovoltaicos en Ibiza

En la isla de Ibiza se construyen en estos momentos dos parques fotovoltaicos, promovidos por una compañía alemana, que cuentan con subvención del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica. Se prevé que su puesta en marcha pueda elevar la producción de energías renovables hasta el 1,9% de la electricidad total generada en la isla. Estos parques, Can Mariano Lluquí y Bosc d’en Lleó, se encuentran en Sant Joan y en Sant Rafel, respectivamente. 

Compartir el artículo

stats