Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Federación Insular del Taxi de Ibiza se resiste a ceder al Ayuntamiento el control del GPS con un acceso remoto

El segundo teniente de alcalde, Aitor Morrás, insiste en que si no se respeta este requisito no se firmará el convenio y solo habrá un operador en el municipio

Un grupo de taxis en la parada de la avenida de Santa Eulària de Eivissa. | J. A. RIERA

La Federación Insular del Taxi de la Isla de Ibiza (Fitie) se resiste a ceder al Ayuntamiento de Ibiza el control del sistema de gestión de servicios por satélite (GPS) a través de un acceso remoto a la plataforma. Esta es una de las condiciones que marca el Consistorio para que la Fitie pueda ser operador del GPS.

El Ayuntamiento anunció hace un mes que la Fitie se había comprometido a firmar un nuevo convenio tras la resolución del que estaba suscrito con la Asociación de Taxistas Autónomos de la Ciudad de Ibiza por hacer caso omiso al mandato municipal de que, por la falta de regulación insular del GPS, cesara de dar servicios con esta tecnología a taxis de fuera de la capital de la isla. De hecho, hoy finaliza el plazo para que la Fitie presente toda la documentación que le ha requerido el Consistorio para cerrar esta cuestión.

Sin embargo, el presidente de la Fitie, Antoni Riera, cuestiona la legalidad del acceso de Vila a la plataforma de gestión del GPS e incluso lo ha puesto en manos de una empresa especializada en protección de datos para constatar «si se puede hacer». «Por pedir, pueden pedir el cielo, pero si luego alguien nos denuncia por incumplir la ley de protección de datos, con multas de medio millón de euros... Es lo que estamos mirando y que espero que el Ayuntamiento lo pueda entender. No queremos cometer ninguna ilegalidad», destaca Riera, que, además, sostiene que se debe ver si es viable «técnicamente» porque se utiliza la misma plataforma de GPS para dar servicio a todos los municipios de la isla y cada uno sólo debería ver la infromación propia, no del resto.

El segundo teniente de alcalde de Vila, Aitor Morrás, asegura, en cambio, que el Ayuntamiento ya consultó, en su día, con la empresa que le asesora sobre la ley de protección de datos y que esta respondió que «no había ningún problema» en acceder a esta información. «Desconocemos qué datos maneja la Fitie que sean distintos a los que ya gestionamos como Administración. No pedimos ningún dato que no sea de gestión del GPS», indica Morrás.

Condición innegociable

El edil de Movilidad insiste en que no hay marcha atrás y que el acceso a la plataforma en tiempo real es «condición sine qua non para la firma del convenio». «No iremos con medias tintas. Y si vemos que no quieren cumplir, no firmaremos y el municipio se quedará con un operador de GPS», advierte Morrás, en referencia a Nitax, que sí ha cedido al Ayuntamiento el acceso directo a su plataforma de GPS.

La nueva orden insular de carga que se prevé que el lunes se apruebe en Consell de Govern incorpora, como novedad, el acceso remoto al GPS por parte del Consell y los ayuntamientos. Riera tampoco lo ve bien y destaca que la Administración es «un tercero externo con respecto a la relación del operador del GPS con el cliente».

Compartir el artículo

stats