Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Las aerolíneas reservan 54.800 vuelos en Ibiza este verano, un 8% más que antes del coronavirus

El número de plazas que ofertan se reduce ligeramente con respecto a febrero

Pasajeros en la terminal esperando facturar, el verano pasado. | TONI ESCOBAR

Que la temporada turística de este año puede ser de récord, si la invasión rusa de Ucrania y el covid lo permiten, es algo prácticamente aceptados por todos los agentes sociales y económicos de las Pitiusas. Y que ahora se encarga de confirmar de la manera más fría pero fiable, mediante datos, el resumen de las reservas que han hecho hasta ahora las aerolíneas para poder trabajar en el aeropuerto de Ibiza este verano: 54.800 operaciones desde finales del pasado mes de marzo hasta el último fin de semana de octubre (lo que se considera temporada de verano para el transporte aéreo), lo que representa un incremento del 8% con respecto a la actividad total del mismo periodo de 2019, antes de que el coronavirus lo trastocara todo.

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) ya dispone de los últimos datos sobre las reservas de slots (plazas para el aterrizaje y el despegue de aeronaves) que han reservado las diferentes compañías que tienen previsto operar en el aeropuerto de Ibiza este verano. Y no difieren demasiado de los últimos ofrecidos, a mediados del pasado mes de febrero, cuando se anunciaron 9,2 millones de asientos, un 12% más que en el verano de hace tres años.

La terminal gestionará este verano una media de 252 vuelos cada día

decoration

Ahora, con los datos a finales de marzo (pueden cambiar y de hecho lo hacen de manera continua, según los intereses de las compañías), la terminal ibicenca se tiene que preparar para gestionar 21.318 aviones procedentes o con destino a aeropuertos nacionales y otros 33.482 a internacionales. En esos siete meses de temporada alta para el tráfico aéreo, lo que representa una media diaria de 252 vuelos.

El volumen de operaciones (se contabilizan los aterrizajes y los despegues) nacionales representa un 38,9% del total, mientras que el tráfico que se genera con destinos de fuera del país supone el 61.1% restante.

Desde AENA matizan que este crecimiento es más que probable que no sea tan abultado a final de temporada. Desde luego no esperan crecimientos tan pronunciados todos los meses. Estos datos están sujetos a cambios por parte de las aerolíneas, que además de renunciar a rutas previamente solicitadas pueden reducir las frecuencias previstas en estos trayectos, como ha ocurrido en otros ejercicios.

Lo mismo sucede con los asientos que ofertan las aerolíneas con sus reservas. Para calcular su número se tiene en cuenta la capacidad total de cada aeronave. Pero el resultado final del tráfico dependerá de la ocupación real de cada avión.

Precisamente, los datos sobre las plazas que se ponen en el mercado hacia Ibiza en los próximos meses de verano están muy próximos a los 9,2 millones que se registraban a mediados de febrero. La diferencia estriba en el incremento con respecto al mismo periodo analizado de la temporada de 2019: ahora es un 10,7% superior, cuando en febrero era del 12%.

Más oferta internacional

AENA detalla que de este total de asientos que arrojan los aviones que tienen previsto operar en Ibiza este verano, la mayor parte corresponde a vuelos internacionales, en concreto 6,1 millones, el 66.3%.

El resto, 3,1 millones (el 33,7%), son plazas en vuelos que tienen origen o destino en terminales del territorio nacional.

Según estos datos, la oferta de asientos para viajeros procedentes del extranjero es un 12% mayor que la que se registró durante toda la temporada del verano de 2019. En cuanto a los vuelos nacionales, la previsión es que su número aumente en un 8% frente al mismo periodo de hace dos años.

Por último, desde AENA detallaron que hasta el momento el aeropuerto de Ibiza estará conectado este verano con un total de 16 países.

Compartir el artículo

stats