Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Los cazadores, contra el Plan Natura 2000 por prohibir disparar a tordos, tórtolas y codornices en Ibiza

Exigen al conseller balear de Medio Ambiente la paralización de su tramitación, presentarán alegaciones y convocan, junto a la Federación balear de Caza, una concentración frente al Parlament la próxima semana

Los cazadores ya se manifestaron en el año 2018. Vicent Marí

El Plan de gestión Natura 2000 de la costa oeste de Ibiza, en fase de exposición pública, ha puesto en pie de guerra a los cazadores de la isla y de Baleares por incluir la prohibición de capturar la tórtola europea (Streptopelia turtur), la codorniz (Coturnix coturnix) y el tordo (Turdus philomelos). Tanto la Federación Balear de Caza como la Asociación de Cazadores de Sant Josep presentarán alegaciones al plan y han anunciado que se concentrarán el próximo martes 26 frente al Parlament para exigir al conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, la inmediata paralización de su tramitación. También se manifestarán el próximo 30 de abril en Ibiza junto al sector pesquero recreativo, que protesta por las restricciones impuestas en su ámbito.

El plan es una herramienta de gestión para los espacios protegidos de la Red Natura 2000 en la zona oeste de Ibiza, todos pertenecientes al municipio de Sant Josep y que engloban los LIC (Lugares de Importancia Comunitaria) y ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) de es Vedrà-es Vedranell, Illots de Ponent, Porroig, Cap Llentrisca-sa Talaia y la denominada Costa del Oeste de Ibiza. Se persigue «evitar el deterioro de sus hábitats naturales», así como «las alteraciones que repercutan en las especies que han motivado la designación de estas áreas como LIC», además de designar como ZEC (Zona de Especial Conservación) esos LIC.

Mapa del ámbito del Plan Natura 2000 de Ibiza.

Dentro de ese plan se prevé que, debido al estado de sus poblaciones en España, los criterios técnicos que deberán seguir los planes y las directrices de buenas prácticas cinegéticas «tendrán que incorporar la prohibición de la caza de tórtola europea y de la codorniz hasta que no existan datos objetivos que demuestren el buen estado de conservación de la especie». Pero además deberán prohibir la caza del tordo «debido a su importante función diseminadora de semillas de especies tan relevantes en Ibiza como la sabina (Juniperus phoenicea)».

La zona donde ya no se podrán capturar esas aves es muy extensa: 3.090 hectáreas de Cap Llentrisca-sa Talaia y 113,3 hectáreas de Porroig, así como las 47 hectáreas del nuevo corredor ecológico del Torrent de s’Aigua.

Las directrices de buenas prácticas cinegéticas «tendrán que incorporar la prohibición de la caza de tórtola europea y de la codorniz hasta que no existan datos objetivos que demuestren el buen estado de conservación de la especie»

decoration

También quedará prohibido «practicar cualquier tipo de caza en los terrenos libres y en los acantilados costeros de todo el ámbito del plan, salvo actuaciones promovidas por el órgano gestor del espacio protegido por motivos de gestión o de conservación».

Antonio Reyes, presidente de la Asociación de Cazadores de Sant Josep, arremete contra el plan de gestión porque, a su juicio, «carece de aval científico» para prohibir la caza de esas tres especies: «Hay que hacer estudios que demuestren que lo que dicen es verídico». Reyes explica que se trata de «una zona muy grande de terreno cinegético en la que quieren impedir una modalidad de caza. Últimamente parece que está de moda prohibir. Pero en materia cinegética o rural nada se arregla prohibiendo. Esto se soluciona gestionando, no prohibiendo».

"Últimamente parece que está de moda prohibir. Pero en materia cinegética o rural nada se arregla prohibiendo. Esto se soluciona gestionando, no prohibiendo»

decoration

Respecto a la prohibición de capturar tórtolas, el presidente de los cazadores recuerda que «ya hay una moratoria que impide temporalmente su caza en toda España desde 2021». En la temporada 2020-2021, los cazadores abatieron 1.400 tordos y 12 codornices en la zona de Sant Josep. En cuanto al tordo, Reyes indica que es una especie migratoria «que las autoridades deberían empezar a gestionar en otros países donde se llevan a cabo matanzas exageradas con redes, como en Marruecos. Ni la UE ni nadie hace nada para pararlas».

En la zona que abarca el plan de gestión también cobran perdices, conejos, becadas o palomas torcaces. ¿No tienen suficiente con esos animales? «El problema es que si empiezan prohibiendo un tipo de especies en una zona concreta por ser Red Natura 2000, al final prohibirán toda la caza», afirma Reyes.

En la temporada 2020-2021, los cazadores abatieron 1.400 tordos y 12 codornices en la zona de Sant Josep

decoration

«Desde el mirador de la torre de es Savinar hasta Cala d’Hort -explica Reyes-, mantuvimos una reserva de caza (no se podía capturar ninguna especie) durante los últimos 20 años. Ya la hemos eliminado y continúa habiendo las mismas especies cinegéticas que cuando era reserva, y los mismos pinos y sabinas». Con este ejemplo, el cazador trata de explicar que «lo importante es gestionar el terreno para que todas las especies se beneficien. La naturaleza se autorregula».

Cómo capturar gatos sin poner en peligro a la gineta ibicenca

El plan también hace referencia a «la metodología de control de especies asilvestradas como gatos o perros», que se deberá ejecutar «con todas las garantías necesarias para no herir o matar la especie de gineta endémica (Genetta genetta isabelae)». Los técnicos de los parques y reservas naturales llevan tiempo reclamando el control de los felinos asilvestrados por el perjuicio que causan a la fauna. 

Restricción de cazar en periodos críticos como la nidificación

También se incluye en el plan la posibilidad de restringir la caza en determinados emplazamientos (como zonas de nidificación de especies de avifauna protegida) «durante los períodos considerados críticos».

Manual de buenas prácticas cinegéticas

Los planes técnicos de caza dentro de la zona protegida deberán ser elaborados por la dirección general competente en materia de Red Natura 2000 (el Govern) y por el departamento de caza del Consell de Ibiza, que definirán «de mutuo acuerdo» sus criterios técnicos, así como «unas directrices de buenas prácticas cinegéticas». 

Compartir el artículo

stats