Los hoteles La Noria y Rosamar de Ibiza, los dos establecimientos medicalizados para acoger pacientes de covid, han supuesto un gasto de 2,7 millones de euros y han acogido a 1.205 personas. Por su parte, el hotel Es Pi, en Formentera, alojó a 172 personas con un gasto de 362.041 euros.

El Servicio de Salud ha destinado en total 11,3 millones de euros a acoger a pacientes en los hoteles medicalizados de Baleares tras atender a 4.133 personas alojadas en las diferentes olas de la pandemia del covid.

Este jueves concluyó la colaboración con los cuatro establecimientos que todavía seguían abiertos.

En el resto de islas, según ha detallado la Conselleria de Salud y Consumo en una nota de prensa, por los hoteles Meliá Palma Bay, Bellver, Pabisa Sofía y Morlans (Mallorca) han pasado 2.542 personas, con una gasto de 7,4 millones de euros.

En Menorca, los hoteles Sa Miranda y Playa Azul han prestado servicio servicio a 214 personas, con un gasto de 840.770 euros.

Las instalaciones hoteleras medicalizadas han servido principalmente para acoger a pacientes leves o asintomáticos y a contactos estrechos que no podían garantizar un aislamiento correcto porque no disponían de las condicionas óptimas en su casa o porque convivían con personas vulnerables.