Tribunales

La Audiencia confirma que Aída Alcaraz no acosó al exjefe de la Policía Javier Verdugo

El tribunal desestima de forma íntegra el recurso de apelación del exjefe de la Policía Local de Sant Antoni

Javier Verdugo, antes del juicio que absolvió a la exedil Aída Alcaraz de acoso laboral. R

Javier Verdugo, antes del juicio que absolvió a la exedil Aída Alcaraz de acoso laboral. R / Toni Escobar

J. Torres

J. Torres

La Audiencia Provincial de Baleares ha hecho pública la sentencia por la que desestima de forma íntegra el recurso de apelación de Javier Verdugo contra la absolución de Aída Alcaraz, a la que acusó de acoso laboral. "Es la segunda vez que se me da la razón. Queda claro que de todo de lo que se me acusaba era mentira", ha manifestado Alcaraz a Diario de Ibiza poco después de conocer esta sentencia.

El fallo del tribunal desmonta uno a uno los motivos que expuso Verdugo en su recurso contra la sentencia dictada el 9 de agosto de 2021 por el Juzgado de lo Penal número 1 de Eivissa, que consideró a Alcaraz inocente de las acusaciones del exjefe de la Policía Local de Sant Antoni. La Audiencia confirma íntegramente esta sentencia. Verdugo pedía la anulación del juicio que absolvió a Alcaraz por la "ausencia de imparcialidad subjetiva de la Juzgadora". La Audiencia deja claro en su fallo que "no basta que las dudas sobre la imparcialidad del juez surjan en la mente de la parte, sino que es preciso determinar caso a caso si las mismas alcanzan una consistencia tal que permitan afirmar que se hallan objetiva y legítimamente justificadas".

Según el recurso presentado por el exjefe de la Policía Local Javier Verdugo, la jueza había emitido unos comentarios que reflejaban su imparcialidad, a lo que la Audiencia replica: "De dichos comentarios no se vislumbra posicionamiento o perjuicio alguno en relación con el objeto del proceso ni desde luego que tuviera predisposición en contra de ninguna de las partes, de manera que los comentarios efectivamente emitidos, con independencia del acierto o no de los mismos, deben interpretarse de modo coloquial e intrasdendente".

Aída Alcaraz explica que cuando leyó el recurso que presentó Verdugo a la Audiencia le pareció "escandaloso". "Sobre todo porque ponía en duda a todos los testigos que aportamos, porque además todos estos testimonios iban acompañados de una gran carga documental". "Tuve que presentar pruebas en contra de todo lo que se me acusaba a pesar de que fuese todo falso", agrega la exconcejala de Gobernación de Sant Antoni (del PSOE), pese a que recuerda que el acusador es quien debe probar sus acusaciones.

El tribunal rebate todos los argumentos que Verdugo expone en su recurso, y añade incluso que "consta debidamente valorados" la apertura de expedientes disciplinarios al exjefe de la Policía Local. De tal forma, "el relato de los hechos probados contenido en la sentencia combatida no puede ser alterado a partir de una nueva valoración de la prueba personal practicada en el acto del juicio oral". "Sin que, por otra parte, se advierta que la argumentación contenida en la sentencia combatida en atención al resultado de la actividad probatoria practicada en el acto del juicio oral resulte ilógica, irracional o errada", añade la sentencia.

Alcaraz ha recibido esta sentencia "con alegría y como un descanso personal": "Aunque sigo teniendo muy mal sabor de boca. Han sido muchos años de acoso personal y mediático. Nada compensa lo que he tenido que pasar, y todo lo que padecí no está incluido en el sueldo de un político, pero estoy contentísima con el fallo de la Audiencia Provincial".

"El cuestionamiento general a que obedece el recurso de apelación debe ser rechazado, dado que el planteamiento global de la valoración probatoria al que responde la sentencia de instancia no se aprecia arbitrario, erróneo, irracional o ajeno a las máximas de la experiencia, agrega la sentencia, firmada por Jaime Tartalo, Gemma Robles y Cristina Díaz.

El fallo sostiene que "en definitiva, no se vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva, por cuanto existe motivación en la valoración de la prueba y esta no ha partido de premisas erróneas, sino que lo afirmado por la sentencia se ha vertido en el juicio oral, y las conclusiones alcanzadas, a nivel fáctico, se corresponden con tales manifestaciones".

"En cuanto a la petición de que la Sala decrete la nulidad de la sentencia y del juicio, igual pronunciamiento cabe efectuar por cuanto en el presente supuesto, no puede entenderse que el recurrente haya podido justificar la insuficiencia o falta de racionalidad en la motivación fáctica y mucho menos el apartamiento de las máximas de la experiencia, pues ello no concurre en el presente supuesto, dado el contenido fáctico y jurídico de la sentencia combatida", prosigue la sentencia.

Los magistrados respaldan la sentencia del juzgado ibicenco e insisten en que "por lo expuesto, no puede acogerse la pretensión formulada por la Acusación particular de la existencia de una valoración de la prueba insuficiente o de falta de racionalidad en la motivación fáctica, pues en realidad se limita a mantener la personal versión e interpretación del resultado de las pruebas practicadas, obviamente favorable a los intereses del recurrente, pero que no puede prevalecer sobre la apreciación imparcial y debidamente motivada del órgano judicial en uso de las facultades legalmente establecidas en relación a la valoración probatoria".

[object Object]

La Federación Socialista de Ibiza ha manifestado en un comunicado que la sentencia de la Audiencia "no sólo exculpa a la edil socialista, sino que confirma que Verdugo ha sido el responsable de graves irregularidades en su trabajo como policía". Añade en una nota de prensa que Aída Alcaraz "fue más de cuatro años injustamente acusada de acoso por parte del exjefe de la Policía Local de Sant Antoni. Aída Alcaraz pagó personalmente con injustas acusaciones su trabajo y determinación para poner orden dentro de la Policía Local cuando era concejala de Gobernación en el Ayuntamiento de Sant Antoni", en el anterior mandato, cuando el tripartito formado por PSOE, Reinicia y Pi gobernó el Ayuntamiento.

Los socialistas critican también al actual alcalde del municipio, Marcos Serra, porque "no sólo no cesó a Javier Verdugo después de conocerse la sentencia, que confirmó que fue Verdugo el responsable de graves irregularidades en su trabajo como policía, sino que lo mantuvo en el cargo y poco después lo premió con una segunda actividad, lo que le ha supuesto al exjefe de Policía un salario de más de 50.000 euros al año".

El PSOE manifiesta "una vez más" su "apoyo y reconocimiento" a Alcaraz.

Antecedentes

En agosto del pasado año la exconcejala de Gobernación de Sant Antoni era absuelta por el juzgado número 1 de lo Penal de Ibiza del delito de acoso laboral del que fue acusada por el entonces jefe de la Policía Local de ese municipio.

En dicha sentencia se argumentaba que no constaba acreditado que Alcaraz hubiese llevado a cabo "actos degradantes y vejatorios contra el jefe de la Policía Local Francisco Javier Verdugo Sedas". Al no ser una resolución firme cabía interponer un recurso de apelación, algo que hizo Verdugo. Pocos días después de hacerse pública la sentencia del juzgado de Ibiza Verdugo presentó el recurso ante la Audiencia Provincial y afirmó que se sentía "profundamente convencido" de que tenía razón y de que si la persona juzgada no ha sido condenada, no significa que los hechos denunciados ante los juzgados de Ibiza no hayan ocurrido. Además, solicitaba la nulidad del juicio celebrado el pasado 26 de mayo, considerando que podía haber existido un error u omisión en la valoración de la prueba y que se debía dictar una resolución que valorara todas las pruebas practicadas en el proceso.

Así, tras analizar punto por punto las alegaciones presentadas por el exjefe policial al igual que la petición de nulidad del juicio celebrado en Ibiza, la sentencia 119/22 de la Audiencia Provincial de Baleares estima proceder la desestimación integral del recurso de apelación planteado. Ante el fallo de la Audiencia se puede presentar un recurso de casación.