Sanidad

En libertad el médico sancionado que asistió un parto en Ibiza porque no existe riesgo de fuga

El facultativo prestó declaración ante los agentes este mismo martes

Ángel Ruiz-Valdepeñas. Vicent Marí

Ángel Ruiz-Valdepeñas. Vicent Marí / Vicent Mari

El médico de Ibiza que ha sido investigado por la Guardia Civil por asistir un parto tras ser suspendido, durante seis años, de colegiación por el Colegio Oficial de Médicos de Baleares, Ángel Ruiz Valdepeñas, está en libertad ya que, tras prestar declaración este martes, los investigadores de este cuerpo armado consideraron que no había riesgo de fuga y confían en que se presentará en los juzgados en el caso de que se abra una causa judicial.

Los investigadores detuvieron y tomaron declaración a este facultativo el martes dentro de la investigación que abrieron para esclarecer su participación en el parto tras el que falleció la bebé, que entró en parada cardiorrespiratoria minutos después de nacer. Tras finalizar todas las pesquisas, la Guardia Civil informó el miércoles, un día después de tomarle declaración, que le considera sospechoso de un presunto delito de homicidio por imprudencia profesional.

El nacimiento tuvo lugar el lunes 1 de febrero. El bebé entró en parada cardiorrespiratoria y falleció cuatro días después, el 4 de febrero, en el hospital mallorquín de Son Espases, el único de las islas que dispone de UCI pediátrica. Este facultativo está suspendido de colegiación por su oposición pública y activa a las medidas aprobadas por las autoridades sanitarias para intentar controlar la pandemia del coronavirus. El organismo cameral insiste desde el principio en que esta suspensión inhabilita a este médico a ejercer la profesión.

El informe de la investigación por la actuación de este facultativo ya ha sido trasladado por la Guardia Civil al Juzgado de Guardia de Ibiza, según comunicaron desde la Oficina Periférica de Comunicación (OPC).

En él, los investigadores concluyen que el doctor «no portaba consigo los instrumentos básicos para la reanimación del neonato», que según él mismo explicó a Diario de Ibiza, entró en parada cardiorrespiratorio sin que sepa los motivos: « A los equis minutos, no sé exactamente cuántos, pero después de lactar, de pronto [la bebé] tiene una repentina parada cardiorrespiratoria. Esto es rarísimo y es la primera vez que lo veo en un recién nacido sin ningún problema», apuntó entonces.

Suscríbete para seguir leyendo