El facultativo suspendido que asistió en Ibiza al parto de una bebé en una casa no entrega el informe al Colegio de Médicos

La Guardia Civil facilita a la instancia judicial el informe sobre la asistencia médica en este caso en el que falleció la neonata

El médico suspendido, en una foto reciente. Vicent Marí

El médico suspendido, en una foto reciente. Vicent Marí / Vicent Mari

César Navarro/Efe

La Guardia Civil tiene previsto remitir hoy la autoridad judicial el informe relativo al nacimiento de un bebé en una casa privada de Santa Eulària y que fue atendido por el médico Ángel Ruiz-Valdepeñas, suspendido por el Colegio Oficial de Médicos por sus reiteradas y públicas protestas contra las medidas aprobadas para luchar contra la pandemia del covid, entre ellas las mascarillas, el pasaporte sanitario y las propias vacunas. Se da la circunstancia de que el bebé falleció días después en la UCI pediátrica del hospital mallorquín de Son Espases.

Según informaron ayer desde la Guardia Civil, durante la investigación se han tomado distintas declaraciones. Por el momento, el Instituto Armado no ha querido confirmar si van a imputarse delitos al facultativo, suspendido de colegiación por negacionista.

Tras lo sucedido, esta persona se comprometió la pasada semana con el Colegio Oficial de Médicos de Balears a entregar un informe sobre el parto. Desde el organismo cameral confirmaron ayer que no han recibido este escrito, como tampoco tienen noticias de «la teórica denuncia contra el presidente» del Colegio, José Manuel Valverde, que anunció el facultativo.

Parada cardiorrespiratoria

La pequeña había nacido en una vivienda de Santa Eulària en un parto asistido presuntamente por el médico suspendido y, tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, fue trasladada de manera inicial al Hospital Can Misses. Posteriormente, tuvo que ser llevada a Son Espases, donde permaneció ingresada en la UCI pediátrica hasta su fallecimiento.

El Colegio de Médicos sancionó en mayo al médico con una suspensión de colegiación durante seis años y una multa de 16.660 euros por negar la pandemia.

El médico no ha negado su participación en el parto y se ha defendido de las acusaciones de ejercer sin estar colegiado. En declaraciones a Diario de Ibiza, declaró: «No estoy inhabilitado. Es falso». Como consecuencia de su baja como colegiado, Ruiz-Valdepeñas dijo que «no cobra una nómina desde mayo de 2021» y explicó que no se publicita para llevar a cabo asistencias médicas. En el caso del parto, «fue la familia la que me llamó, creo que a través de una amistad. No me promociono, cuando me llaman, acudo», reiteró a Diario de Ibiza.

Desde el Colegio de Médicos fueron calros: «No está inhabilitado, eso lo tendrá que decidir un juez. Pero sí está suspendido de colegiación. Y en España y el resto de Europa si no estás colegiado no puedes ejercer la medicina. Ni en una clínica privada ni en una pública ni en tu chiringuito particular. Es tan claro y evidente.

Suscríbete para seguir leyendo