Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienzan las obras para limitar a 285 los fondeos en s’Estany des Peix

El proyecto ha sido adjudicado a la empresa pública Tragsa, que tiene cuatro meses para ejecutarlo. El conseller prefiere ser «cauto» y no avanzar los criterios para adjudicar los nuevos puntos de amarre

8

Comienzan las obras en s'Estany des Peix en Formentera Carmelo Convalia

Las obras para regular los fondeos de pequeñas embarcaciones de recreo en s’Estany des Peix, y limitarlos a 285, comenzaron hace unos días pero los representantes de las administraciones implicadas en el proyecto, Demarcación de Costas, Parque Natural de ses Salines (Govern balear) y Consell de Formentera, estuvieron ayer en la zona para certificar el inicio de los trabajos con la firma el acta de replanteo.

El proyecto contempla 78 amarres en pantalanes flotantes en la primera zona en el que han empezado los trabajos, situada al final del estacionamiento disuasorio para vehículos de la Savina. El resto, 207 puntos de fondeo, se distribuirán en boyas de bajo impacto (llamadas ecológicas) en las distintas áreas que han sido delimitadas según criterios medioambientales y que finalmente han sido las autorizadas para ser ocupadas por el Ministerio para Transición Ecológica y Reto Demográfico, del que depende la dirección general de la Costa y el Mar. El Govern, tras recibir la autorización ministerial, cede mediante un convenio la gestión y ejecución de las obras al Consell.

El presupuesto de la intervención asciende a 1,2 millones de euros y una parte, 650.000 euros, está financiado por el impuesto de turismo sostenible (ITS) del Govern. El resto es asumido por la institución insular.

El plazo de ejecución que tiene la empresa adjudicataria, Tragsa, es de cuatro meses por lo que, en teoría, tendría que estar terminado a lo largo del mes de junio, en plena temporada turística.

De momento, una veintena de embarcaciones que estaban fondeadas en el área delimitada en la que se han iniciado los trabajos han sido desalojadas y muchas, coincidiendo con el época de invernada, están en tierra, en dique seco.

El conseller insular de Medio Ambiente, Antoni Tur, explicó que las actuaciones preliminares comenzaron el pasado 20 de enero «con el cerramiento de la zona, en la parte sur del aparcamiento disuasorio». Precisó que los primeros trabajos fueron submarinos, «consistentes en un estudio de batimetría del fondo del s’Estany para comprobar los cálculos previos».

De hecho, ayer mismo los operarios estaban trabajando en el hierro para el encofrado de los bloques de hormigón «que serán las bases de los pantalanes flotantes», indicó Tur.

Previamente, el área de Medio Ambiente del Consell se puso en contacto con los titulares de las embarcaciones que fondean en la zona para pedirles que cambiaran su posición.

En funcionamiento en verano

El conseller, Antoni Tur, manifestó: «La idea es que esta instalación al completo esté en funcionamiento antes de este verano». Al ser preguntado si podía precisar el mes, indicó: «Dentro del mes de junio tendría que estar todo en funcionamiento».

«La idea es que esta instalación al completo esté en funcionamiento antes de este verano»

decoration

El proyecto también contempla que sean retirados los muertos, estructuras de hormigón del fondo que sirven como puntos de anclaje, siempre y cuando contengan elementos contaminantes. Si se trata de un bloque de hormigón ya enterrado lo que se hará será inutilizarlo cortando las argollas.

En septiembre de 2021, la Asociación de usuarios profesionales de s’Estany des Peix contabilizó que un mes antes había fondeados en este espacio 582 embarcaciones, de las que 446 eran de particulares y 82 de empresas dedicadas al alquiler. Es decir, que más de la mitad de los barcos, 297, que utilizaron el pasado verano s’Estany des Peix para fondear no lo podrán hacer este año.

El reglamento

El Consell de Formentera tiene que aprobar ahora el reglamento de usos, que es clave para determinará qué barcos podrán acceder a uno de esos 285 amarres.

El conseller insular de Medio Ambiente manifestó al respecto: «El reglamente es la pieza más importante de esta regulación ya que es el documento que nos va a facilitar el criterio de adjudicación de estos amarres, incluida toda la normativa de uso de las instalaciones».

El conseller aseguró que la redacción de este documento «está en una fase muy avanzada», pero tampoco se atrevió a datar su aprobación debido al «proceso administrativo, que requiere que un documento de este tipo pase por diferentes administraciones y hacer cálculos resulta difícil».

Al ser preguntado sobre cuál será el criterio que se plantea el Consell para la adjudicación de amarres, fue cauto: «No conviene que avance ahora los criterios, esperaremos a que el documento esté a exposición pública porque puede haber alegaciones».

En cambio, precisó que el reglamento lo que hace es recoger «lo que ya invocaba el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG) del Parque Natural de ses Salines, aprobado el 19 de diciembre de 2005, ése es el punto de partida».

Añadió que el objetivo «es que el final de las obras y la adjudicación de estos amarres esté sincronizado». «Estamos volcados en esto y es prioridad absoluta para que todo vaya de forma ágil y cómoda para todo el mundo», dijo.

Compartir el artículo

stats