Sanidad

El Colegio espera que Fiscalía actúe de oficio en el caso del parto atendido en Ibiza por el médico suspendido

Ruiz-Valdepeñas se compromete a explicar por escrito qué sucedió durante el alumbramiento

Un policía se dirige al médico durante una protesta. | R.J.PALOMO

Un policía se dirige al médico durante una protesta. | R.J.PALOMO / C.Navarro/EP. Ibiza/Palma

Europa Press

Los servicios jurídicos del Colegio de Médicos de Balears (Comib) consideran que la Fiscalía puede actuar de oficio en el caso del parto en una vivienda particular de Santa Eulària, la pasada semana, tras el que falleció una bebé, y que fue atendido por el médico Ángel Ruiz-Valdepeñas, suspendido de colegiación por sus públicos alegatos contra las vacunas y las medidas para luchar contra el covid. El Comib insiste en que esta suspensión le inhabilita para el ejercicio de su profesión tanto en el ámbito público como en el privado.

El vicepresidente de este órgano colegial, Carles Recasens, explicó ayer a este diario que siguen facilitando información a la Guardia Civil, que ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de este parto asistido en una casa privada y el nivel de participación del médico suspendido de colegiación.

Además, detalló que durante la mañana de ayer «pudieron ponerse por fin en contacto» con Ruiz-Valdepeñas tras una semana de infructuosos intentos. Y fue por teléfono. «Hemos podido hablar con él después de llamar a diferentes teléfonos y le hemos pedido que nos explicara [qué pasó durante el parto] porque ya había hablado él con los medios de comunicación», indicó.

Una conversación «cordial»

«Nos ha dicho que enviará una carta dirigida al Colegio de Médicos para explicar todo lo sucedido. Ha sido cordial, correcto y nosotros nos mantenemos a la espera de que nos llegue la carta», añadió Recasens.

El portavoz del Comib dijo que el médico expedientado, en la conversación telefónica, de apenas dos minutos de duración, «no ha querido entrar en si puede o no ejercer. Ha sido cordial y correcto, escueto y concreto». Según detalló, se limitó a decir: «Les informo que remitiré toda la información por escrito al Colegio».

El Comib también está a la espera de la evolución de las investigaciones, y su vicepresidente insistió en la importancia de que estén presentes en cualquier proceso judicial que pueda abrirse por este caso: «Como colegio profesional, tenemos la responsabilidad de regular la profesión», destacó Recasens. El Comib no tiene previsto volver a contactar con este médico.

La consellera de Sanidad dice que el tema "está en manos judiciales y el Govern esperará a que la Justicia se pronuncie"

Por su parte, la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, dijo ayer estar «apenada» por el fallecimiento del bebé.

Así lo manifestó en una rueda de prensa en la que defendió que «ahora de se debe esperar a que siga el proceso abierto por la Justicia».

«Es un tema que está en manos judiciales y el Govern esperará a que sea la Justicia la que se pronuncie», apuntó la consellera.

No obstante, Gómez quiso dejar claro que «la persona que presuntamente asistió el parto se encuentra inhabilitada por el Colegio Oficial de Médicos de Balears (Comib) y no trabaja en instituciones» públicas.

Suscríbete para seguir leyendo