Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern reclama al Estado más ayudas europeas para el comercio de Ibiza y Balears

Vila, Santa Eulària y Sant Josep son los únicos municipios de las 26 propuestas presentadas del archipiélago que obtienen fondos Next Generation

Fajarnés, Yllanes y Piñol, de espaldas, en la reunión con representantes de los ayuntamientos, Pimeef y Cámara de Comercio

El Govern balear reclama al Estado que incremente la cuantía para subvencionar con los fondos de ayuda europea Next Generation proyectos para impulsar la actividad comercial en las islas. En la convocatoria de 2021, Balears sólo ha obtenido financiación para tres proyectos, todos ellos en la isla de Ibiza, por un total de 1,2 millones de euros, lo que supone el 1,25% del presupuesto total distribuido en todo el Estado español. Los ayuntamientos de Balears presentaron un total de 26 proyectos (cinco en Ibiza), pero sólo han sido escogidas, a través de un concurso de concurrencia competitiva en todo el Estado, las propuestas de Santa Eulària, Sant Josep y Vila.

El director general de Comercio del Govern balear, Miquel Piñol, ha explicado esta mañana en la sede del Consell de Ibiza, junto al vicepresidente de la Comunitat Autònoma, Juan Pedro Yllanes, que se ha reclamado al Ministerio que Balears obtenga al menos el 2,5% del total del presupuesto de la convocatoria de las ayudas de este año porque es «el porcentaje que le corresponde a las islas por su población».

Yllanes y Piñol se han reunido esta mañana con la consellera insular de Promoción Económica y Empresarial, María Fajarnés, y representantes de los ayuntamientos de la isla, la Cámara de Comercio y la Pimeef para transmitirles las palabras de la ministra Reyes Maroto sobre «la calidad» de los proyectos seleccionados, según ha explicado el vicepresidente, y para abordar los detalles de la convocatoria de los fondos Next Generation de comercio de este año.

Mercados sostenibles

Los tres proyectos seleccionados en Ibiza, el de Santa Eulària en la modalidad de mercados sostenibles y el de Vila y Sant Josep en la de comercio en zonas turísticas, tienen un coste de 1,9 millones y obtendrán 1,2 millones de fondos europeos. La diferencia corre a cargo de cada ayuntamiento.

Santa Eulària recibirá de Europa una partida de 900.000 euros para la creación de un centro comercial abierto en el casco urbano. Se llevarán a cabo acciones de digitalización a través de herramientas como la ampliación de diferentes funciones de la plataforma Shoppingriu, Som Comerç Eivissa, la creación de un mapa de calor, la instalación de mupis digitales interactivos, la virtualización del interior y los escaparates de los comercios, entre otras cosas, según informa el Govern a través de un comunicado. Además, a través de acciones de mejora de la accesibilidad, la movilidad y la adquisición de nuevos equipamientos, se incrementará el número de aparcamientos a disposición del comercio en el que, además, se instalará un sistema de gestión inteligente.

Adicionalmente se dotará de mobiliario el Passatge Vapor Mallorca y el acceso a la parada de autobús y de Es Mercat. Adicionalmente, a través de la compra de casetas, se homogeneizará la imagen de los artesanos del paseo de s’Alamera. El proyecto plantea otras acciones para que el comercio sea más sostenible, entre ellas la adquisición de una furgoneta eléctrica para distribuir la mercancía y la centralización de su distribución, entre otras.

El proyecto de Sant Josep, que recibirá de Europa cerca de 200.000 euros, se centra en la digitalización del comercio en zonas turísticas del municipio. El objetivo del proyecto es impulsar el comercio turístico a través de la digitalización y reducir el impacto del covid en la economía. Para ello, se creará una plataforma para digitalizar el comercio mediante la venta on line y la puesta en marcha de acciones de atracción dirigidas a los turistas y a los residentes, así como la instalación de tótems táctiles de gran formato en zonas donde haya mayor concentración de turistas y pantallas táctiles adaptadas al mobiliario urbano en lugares menos concurridos.

Necesidad de digitalizarse

Se procurará sensibilizar al comercio de la necesidad de digitalizarse y apostar por la sostenibilidad, con acompañamiento continuo tanto de manera presencial como on line para que los comercios actualicen sus contenidos, creen contenido de valor en su micrositio web y aprendan a utilizar las redes sociales para atraer clientes a su tienda con estrategias de marketing digital. Este es el punto más importante para conseguir la sostenibilidad de la plataforma en el tiempo, destaca la nota del Govern balear.

En cuanto al proyecto de Vila, que también recibirá casi 200.000 euros, se prevé una transformación digital de los comercios turísticos de ses Figueretes a Platja d’en Bossa. Así, se pretende actuar sobre la transformación digital impulsando que las empresas de las zonas turísticas se apunten a la transición digital como una oportunidad de crecimiento, de mejora de la propuesta de valor y como un instrumento de mejora de la eficacia y eficiencia de los procesos de prestación del servicio, describe el comunicado.

Uno de los requisitos que marca Europa es la obligación de que los tres proyectos se pongan en marcha este año, con un plan de viabilidad que garantice que «se alargará en los próximos años», según ha explicado el director general de Comercio.

Compartir el artículo

stats