Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fiscalía de Balears archiva la denuncia contra Naim Darrechi

El tribunal dice que la libertad de expresión ampara sus afirmaciones

Naim Darrechi

La Fiscalía Superior de Balears ha archivado la denuncia contra el influencer mallorquín Naim Darrechi, con 26 millones de seguidores en TikTok, 7 millones en Instagram y 3,9 en su canal de YouTube, por afirmar que eyaculaba dentro de sus parejas sin permiso porque no le gusta usar preservativo. Y que con ese fin las engañaba diciéndoles que era estéril.

Considera el Ministerio Público que las declaraciones del influencer, «de carácter indeterminado y genérico», se producen en «un contexto referenciado por el derecho a la libertad de expresión y sin perjuicio de su carácter totalmente desafortunado, irresponsable y socialmente reprochable. Y que, por ese mismo motivo, «no pueden, inicialmente por sí mismas, ser objeto de consideración penal como «delito de odio» o cualquier otro», sin perjuicio de su posible valoración en otros foros o mediante las actuaciones administrativas que procedan.

El pasado mes de julio, en un conocido programa de entrevistas del youtuber Mostopapi, el joven mallorquín de 19 años afirmó que no le gusta usar preservativo y añadió: «Siempre intento acabar dentro». Unas polémicas afirmaciones que provocaron una reacción general en su contra por parte de sus seguidores y del resto de usuarios, en las que le acusaron de hacer apología «de la violación y el abuso sexual».

«Me gusta acabar dentro, esa es la verdad (…) yo no puedo con condón, nunca lo utilizo, hasta que un día dije, tío, es raro que nunca haya dejado a una chica embarazada, tantos años, así que voy a empezar a acabar dentro siempre, sin ningún tipo de problema, y nunca ha pasado nada», afirmó Darrechi.

Mostopapi, conductor del programa, se burló de la ocurrencia y le preguntó: «¿Y ellas nunca te dicen nada en plan: ey, bro…?». «Sí, pero bueno, yo les digo que tranquilas, que soy estéril. Tú tranquila que yo me he operado para no tener hijos», explicó el mallorquín entre risas.

Las diligencias penales de la Fiscalía Superior de Balears se pusieron en marcha a partir de la comunicación remitida por la Associació de Dones de les Illes Balears per a la Salut, ampliada posteriormente por comunicaciones similares procedentes de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado y de la Unidad de Criminalidad Informática de la misma Fiscalía General.

De forma paralela a estas comunicaciones y al archivo de la Fiscalía de Balears, el pasado 2 de octubre el juzgado de Instrucción número 2 de Palma admitió a trámite la querella del Govern balear, interpuesta a través de la Abogacía de la comunidad autónoma y en representación del Institut Balear de la Dona, contra el influencer mallorquín por un presunto delito de discriminación.

A criterio de la Abogacía de la Comunidad Autónoma, estos hechos suponen un delito que implica una pena de prisión de seis meses a dos años y multa por acciones que suponen humillación, desprecio o descrédito a cualquiera de sus víctimas.

Compartir el artículo

stats