Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Covid en Ibiza: La saturación de la UCI obliga a trasladar a 18 pacientes desde el inicio de la pandemia

Can Misses deriva a tres enfermos críticos a la Policlínica, con la que llega a un acuerdo para no tener que dedicar más camas a afectados por el virus

19

Así ha sido el traslado de un paciente crítico por covid de Can Misses a la Policlínica en Ibiza Redacción

La saturación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Can Misses por el coronavirus ha obligado a trasladar a 18 pacientes críticos desde el inicio de la pandemia. Tres de ellos en las últimas 24 horas, según explicó ayer por la mañana la gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos. Estos tres últimos, detalló, a la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, con la que la sanidad pública pitiusa ha llegado a un acuerdo para poder derivar a pacientes de la UCI de Can Misses en lo que parecen los últimos coletazos de la presente ola.

«Entramos en otro momento de la pandemia y estamos desplegando una nueva fase del plan de contingencia por la presión asistencial en planta y en UCI», explicó Santos. El acuerdo con la Policlínica afecta únicamente a los ingresados en la unidad de críticos. En el caso de que la saturación en planta obligue a ampliar las camas dedicadas a pacientes contagiados, la gerente explicó que se abrirá de nuevo Ca na Majora, para lo que se buscaría personal en las bolsas.

Ayer por la mañana estaban ingresados ya en la unidad de críticos de la Policlínica dos pacientes de la UCI de Can Misses: uno con covid y otro que no está contagiado. Mientras la gerente explicaba la situación, los profesionales de la unidad estaban preparando ya a otro enfermo covid para derivarlo al centro privado. Finalmente, este tercer traslado se produjo alrededor de la una y media del mediodía. Una ambulancia recogió al paciente en la puerta del servicio de Urgencias, de donde salió hacia la clínica, donde ya estaba todo preparado para su llegada.

Santos explicó que la decisión de derivar pacientes a la Policlínica en vez de a otros hospitales públicos de Baleares, como se ha hecho en otras ocasiones, se debe más a buscar «la comodidad de las familias» de los afectados que a que las UCI del resto de los centros de las islas estén saturados. «Para las familias es mucho más sencillo acompañarles y organizarse estando en la misma isla que desplazándolos a centros del resto de la Comunitat», comentó la gerente, que aseguró desconocer la capacidad de la unidad de críticos de la Policlínica. En el que momento en el que se necesita efectuar un traslado, se contacta con el centro privado para ver si es posible o no.

La cifra

3 pacientes críticos derivados a la Policlínica

En las últimas 24 horas el Hospital Can Misses ha derivado a la Policlínica a tres pacientes ingresados en la UCI: dos afectados por el covid y otro con otras patologías.

Semana "crítica"

Antes de tomar esta decisión de poner en marcha la colaboración con la Policlínica, se planteó la posibilidad de expandir la propia UCI, como se ha hecho en olas precedentes, ocupando la zona de Reanimación y personal de Anestesia. Esta idea se descartó por dos motivos. Primero, porque el objetivo de la gerencia en esta última ola ha sido, en todo momento, evitar la reducción o suspensión de actividad quirúrgica a la que obligaría, pero también porque los datos de los últimos días hacen pensar que los casos no van a seguir subiendo mucho más. Es decir, que se prevé que la situación de presión asistencial actual por el covid no se prolongue demasiado. Eso sí, avanzó que están preparados para que la próxima semana sea «crítica».

La gerente destacó que la estancia media de los pacientes covid en esta ola parece ser menor que en las anteriores y señaló que entre la unidad de críticos y planta se están registrando estos días «entre ocho y diez ingresos diarios». De la misma manera, detalló que el 70% de los ingresados «no están vacunados».

Desde la UCI del Hospital Can Misses, donde en estos momentos hay once ingresados, detallaron que desde el inicio de la pandemia y hasta antes de iniciar los traslados a la Policlínica se había derivado a quince enfermos de críticos. Es decir, un total de 18 con los tres de ayer. No todos ellos estaban afectados de covid, pero sí que se les ingresó en otros centros debido a la saturación de la unidad por la pandemia, con el objetivo de tener siempre camas libres por si fuera necesario acoger a más pacientes en estado crítico.

Desde la unidad detallan que a los pacientes que se trasladan de una unidad de críticos a otra se les selecciona por criterios médicos, en función de su «situación clínica» . El principal requisito que deben cumplir estos enfermos es que su estado sea estable. Además, recuerdan que los traslados de ingresados en UCI por la presión asistencial derivada de la pandemia no se ha hecho sólo en una dirección, es decir, de Can Misses a otros centros, sino también a la inversa, como cuando el hospital público de Ibiza acogió a un enfermo trasladado desde el Mateu Orfila de Menorca. «Todos los hospitales han tenido que gestionar este tipo de traslados para tener siempre la posibilidad de acoger a pacientes de planta que se compliquen», concluyeron desde la UCI de Can Misses.

Compartir el artículo

stats