Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza reclama al Govern más ayudas para los alumnos que estudian fuera de la isla

El pleno acuerda pedir al Ministerio que declare de emergencia las obras de conexión de la depuradora de Ibiza en el caso de que los restos arqueológicos hallados obliguen a licitar otro proyecto

Los portavoces de los grupos del Consell, que, por el repunte de casos, se ha vuelto a celebrar de manera semipresencial.

El Consell de Ibiza ha aprobado esta mañana en el pleno, a propuesta de Unidas Podemos, reclamar al Govern balear más ayuda económica para los jóvenes que cursan estudios superiores fuera de la isla. En concreto, se ha acodado por unanimidad que se modifique la normativa para que las familias de los estudiantes de Eivissa, Formentera y Menorca se puedan beneficiar de la deducción de 1.500 euros en el IRPF aunque se cursen los estudios superiores en Mallorca. Además, a propuesta del PP, se ha incluido instar también a la Comunitat Autònoma a que amplíe las ayudas que otorga a través de la convocatoria de subvenciones por los desplazamientos de los alumnos que estudian fuera a 700 euros por año, la misma cuantía que destina el Consell de Eivissa. La consellera de Cultura Sara Ramón ha explicado que actualmente el Govern sólo concede una ayuda de 84 euros por alumno, lo cual es «insuficiente», más «en una pandemia en la que las solicitudes se han incrementado un 20%».

El conseller de Unidas Podemos David Álvarez ha explicado que la deducción de 1.500 euros no se aplica a partir de determinadas rentas o si el alumno no se matricula de un mínimo de créditos, pero «la discriminación» principal para las islas menores estriba en que tampoco se aplica si en Mallorca existe oferta educativa pública de los estudios escogidos. Es decir, la familia del estudiante no puede obtener este beneficio si prefiere estudiar en la Península en vez de Mallorca. Álvarez ha recordado que esta situación provoca muchas quejas y que en julio de 2020, el Síndic de Greuges de Menorca, figura que no existe en Eivissa, tramitó una queja de una familia menorquina sobre esta cuestión con la siguiente recomendación: «Si por un lado es razonable favorecer la oferta de las instituciones formativas de Balears, no se puede dejar de lado la discontinuidad geográfica de nuestra comunidad autónoma. Un alumno menorquín, tanto si quiere estudiar en Mallorca como la Península, se verá obligado a desplazarse y a residir fuera de su isla, cuando los gastos más importantes son siempre precisamente los de residencia y desplazamiento». También proponía al Consell de Menorca que solicitara y defendiera, «lo antes posible, los cambios normativos necesarios para poner fin a esta discriminación que perjudica gravemente a los estudiantes de Menorca y, por extensión, a los ibicencos y formenterenses y a sus familias».

Así lo hizo el Consell de Menorca y en septiembre de 2020 aprobó en el pleno, con el apoyo de todos los grupos políticos, instar al Govern balear a que haga las modificaciones legislativas necesarias para atajar este agravio. Sin embargo, tal como recordó la consellera Sara Ramon, transcurridos casi un año y medio, el Govern balear ha hecho caso omiso a esta demanda. De hecho, se han aprobado dos presupuestos (el de 2021 y el de 2022) y el Ejecutivo autónomo no ha atendido esta reivindicación.

Tanto Ramon como el vicepresidente segundo, Javier Torres, de Ciudadanos, han recordado a Unidas Podemos y al PSOE que, como gobiernan en la Comunitat Autònoma, está de su mano la modificación legislativa que se reivindica. «Si realmente tiene suficiente peso para ustedes, que lo tiene, hagan los deberes donde gobiernan, en la isla de al lado», ha remarcado Torres.

Por su parte, el conseller del PSOE Víctor Torres ha recordado, además, que muchos alumnos se ven obligados a estudiar en la Península porque no hay suficientes plazas en Mallorca y que la opción de los estudios no presenciales «cada vez se escoge más por ser menos costosa», aunque «supone la pérdida de la vivencia emocional [de vivir fuera de casa] que forma parte también del aprendizaje y la formación como personas».

Retraso en las obras de la nueva depuradora

Por otro lado, también a propuesta de Unidas Podemos, se ha aprobado por unanimidad instar al Ministerio de Transición Ecológica que declare de emergencia las obras de conexión de la nueva depuradora de sa Coma en el caso de que fuese necesario licitar una modificación del proyecto a raíz de los restos arqueológicos hallados. Ocupan casi todo el tramo por donde deben instalarse las canalizaciones que conectarán la nueva estación con la planta actual, que actuará como bomba de impulsión, y su excavación está retrasando la ejecución de una infraestructura que se debe acabar «lo antes posible», según el portavoz de Unidas Podemos, Antonio Saucedo. En principio, los restos hallados se corresponden con antiguas acequias de cultivo que se deben documentar previamente antes de seguir con los trabajos.

El conseller de Presidencia y Gestión Ambiental, Vicent Roig, ha criticado «la falta de planificación» tanto del Ministerio como de la constructora adjudicataria del proyecto ya que se preveía que aparecieran restos arqueológicos y, pese a ello, «hay una persona con una brocha para cubrir tres kilómetros de obra que hay que inspeccionar».

Tumbada la campaña para promover el acogimiento de menores tutelados

Asimismo, el equipo de gobierno ha tumbado una propuesta del PSOE para lanzar una campaña para promover el acogimiento familiar de menores tutelados por el Consell. Pese a estar de acuerdo en el fondo, la consellera de Bienestar Social, Carolina Escandell, ha justificado la negativa del equipo de gobierno a aceptar la propuesta por la negativa del PSOE a incluir en su propuesta que previamente se debe hacer un estudio para conocer el perfil de los posibles destinatarios de dicha campaña. Escandell ha manifestado que así lo han recomendado los técnicos y que sería «una falta de respeto» no considerarlo. Por su parte, el conseller del PSOE Víctor Torres ha contestado que en ningún caso se cuestiona que se deba hacer un trabajo previo de diagnosis, pero se ha negado a incluirlo en su propuesta, lo cual ha provocado que no salga adelante.

Compartir el artículo

stats