Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

Sant Josep sube en 382.000 euros al año la partida para el servicio de limpieza

El contrato se revisa al alza para hacer frente a la respuesta en la recogida de residuos orgánicos en este municipio, que representa el 50% del total de Ibiza

Imagen de archivo del material para la recogida de residuos orgánicos en Sant Josep. ayuntamiento sant josep

El Ayuntamiento de Sant Josep incrementará en 382.000 euros anuales el coste del contrato del servicio de limpieza para hacer frente, principalmente, al aumento de medios que requiere la recogida de residuos orgánicos, según aprobaron hoy todos los grupos municipales salvo Vox.

Con la revisión al alza del contrato de recogida de residuos, limpieza viaria, del litoral y gestión de posidonia, que se firmó en 2015 por un coste de 3.800.000 euros en un periodo de diez años, Sant Josep evitará la saturación del servicio tras «el éxito en la implantación de la fracción orgánica», destacó la concejala de Medio Ambiente, Mónica Fernández. Con este incremento, la Unión Temporal de Empresas Es Vedrà, la adjudicataria del servicio, incorporará dos nuevos vehículos recolectores y 30 contenedores en stock, además de cinco vehículos de equipos ligeros de limpieza, renovará la máquina barredora y aumentará la plantilla con dos operarios y un capataz en temporada alta, todos ellos a media jornada.

El concejal del PP Vicent Roig, que a su vez es el conseller de Gestión Ambiental de Ibiza, llegó a felicitar al Ayuntamiento por «este contrato eficiente que ha dado resultados envidiados por el resto de ayuntamientos», aunque también recordó que se firmó en la etapa de la alcaldesa popular Neus Marí. Roig valoró que Sant Josep ya ha completado «al 100%» la implantación de la recogida orgánica y que esta supone la mitad de todos los residuos de este tipo en toda la isla.

Los grupos municipales de Ciudadanos, Proposta per Ibiza y Ara Ibiza también dieron su apoyo a la revisión del contrato. Por su parte, la concejala de Vox, Pino Vidal, se abstuvo porque se le «escapaban» los motivos del sobrecoste.

Policía Local

El pleno también acordó mayoritariamente el complemento para la Policía Local por la prolongación de su jornada laboral, la única de Sant Josep que llega a las 40 horas semanales, frente a las 37,5 del resto de departamentos municipales. Con este acuerdo, en el que el PP votó a favor y Vox se opuso, los agentes pueden cobrar un plus mensual de 330 euros, que asciende a 365 para los oficiales y a 385 para el subinspector, o, en cambio, optar a 15 días libres.

Respecto a la Policía Local, y a preguntas del concejal Vicent Roig, Pilar Ribas detalló que faltan unas siete plazas por cubrir de un total de 54. En este sentido, lamentó la dificultad de encontrar agentes y recordó que, en las recientes pruebas físicas para incorporar nuevos policías, solo se presentaron 13 de las 43 personas inscritas.

Polémica por las fiestas

El pleno vivió un nuevo debate entre el PP y el PSOE por el cambio legislativo propuesto por el Consell para combatir las fiestas ilegales en villas. El popular Javier Marí criticó al equipo de gobierno por su falta de apoyo a esta iniciativa y recordó que, según el informe de la Policía Local, solo se celebraron cinco fiestas en viviendas turísticas de un total de 41 que fueron notificadas. Por su parte, la alcaldesa en funciones, Pilar Ribas, negó que el equipo de gobierno se oponga a un cambio legislativo, pero precisó que el texto del Consell aún necesita más concreción para «ser viable jurídicamente».

El concejal del PP Xicu Ribas también acusó al equipo de gobierno de tener las concesiones de playa «en el aire» a falta de tres meses, ya las concesiones finalizaban en 2021. El concejal de playas, Josep Guasch, replicó que ha pedido a Costas que se amplíen a esta temporada las antiguas licencias, una prórroga que, según el PP, está prohibida por Ley.

Arrancan la señalización del Puig Redó

Sant Josep confirmó que, por segunda vez en menos de un año, algún particular ha retirado las señales del yacimiento arqueológico del Puig Redó. El concejal de Ara Ibiza, Josep Antoni Prats, preguntó si ya se habían vuelto a colocar esas indicaciones, tal y como se había solicitado al Consell el mes de mayo, tras un acuerdo del plenario. En octubre, la institución insular instaló una nueva señalización, pero, de nuevo, alguien la ha retirado. Se da la circunstancia de que, en 2014, Sant Josep ya abrió un expediente contra los propietarios de la mansión que hay en esta colina, que cerraron un camino con servidumbre de paso hasta el yacimiento prehistórico.

Compartir el artículo

stats