Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Eulària detectó múltiples deficiencias en el proyecto del hospital privado de Jesús

Después del informe técnico municipal emitido en diciembre de 2018, el promotor presentó una modificación del proyecto con un ‘Anexo de subsanación de deficiencias’ que el Consell considera que obliga a tramitar una nueva declaración de interés general

El terreno de la zona de Jesús, denominado Cas Doctor Martí, en la que se proyecta construir el nuevo hospital privado. | J. A. RIERA

Los servicios técnicos municipales de Santa Eulària detectaron a finales de 2018 múltiples deficiencias en el nuevo proyecto de instalación de una actividad permanente mayor para un complejo sanitario asistencial promovido por el empresario farmacéutico Juan Tur Viñas en la finca Cas Doctor Martí, en Jesús. En concreto, el ingeniero industrial municipal detectó un total de 230 cuestiones sobre las medidas preventivas, correctoras y de control «insuficientes» que precisaban de una «subsanación, aclaración o justificación» por parte del promotor.

El empresario farmacéutico Juan Tur Viñas. | MOISÉS COPA

Dos meses después, en febrero de 2019, el autor del proyecto redactó un ‘Anexo de subsanación de deficiencias’ sobre el proyecto anteriormente apuntado. Previamente, el promotor había presentado en el Ayuntamiento hasta tres versiones distintas del proyecto (junio de 2015, julio de 2017 y abril de 2018).

Tal como publicó recientemente este diario, hace unos meses, el Consell de Ibiza emitió un informe en el que advertía de que la propuesta de modificación del proyecto del hospital privado, entre cuya documentación revisada estaba el ‘Anexo de subsanación de deficiencias’, requeriría de la tramitación de un nuevo expediente de declaración de interés general; es decir, partir de nuevo de la casilla de salida. Hay que tener en cuenta que el Consell otorgó la declaración de interés general en agosto de 2010.

El informe municipal de diciembre de 2018 ya advertía de que se debía justificar «con mayor detalle» el cumplimiento de las condiciones que marcaba la declaración de interés general. Agregaba, además, que esta justificación y subsanación se debía formalizar en este proyecto, antes de la obtención del certificado de final de obra.

Cumplimiento de la normativa

El promotor señalaba también entonces que antes del inicio de la actividad del nuevo hospital privado de Jesús se justificaría el cumplimiento de la normativa que regula el servicio de Resonancia, Radioterapia, los equipos de Rayos X, Mamografía y TAC. En cambio, el técnico municipal advertía lo siguiente en su informe: «Lo que se debe hacer es justificar ahora, en el proyecto, el cumplimiento de dicha normativa sectorial».

Otra de las deficiencias que llama la atención se refiere a «un error grave» en el cálculo de las necesidades energéticas del complejo sanitario. «De forma increíble se ha cometido un error descomunal y garrafal al realizar un cálculo relativo a las necesidades energéticas para sólo 210 personas de uso hospitalario, todo ello en un edificio con un aforo de más de 2.800 personas. Es un error tremendo. Subsanar y presentar nuevo cálculo», advertía el informe del ingeniero municipal.

Exceso de edificación

Por otra parte, en el proyecto se mezclaba el almacenamiento de los productos sanitarios (en el bloque de farmacia) con el de residuos tipo II y III. «No tiene razón de ser... Es confuso. Aclarar y subsanar», apuntaba el citado informe, que, entre otras cosas, también detectaba «ciertos cambios» en el proyecto que podían «suponer un incremento de la superficie edificatoria» y, por ello, «infringir el acuerdo de la declaración de interés general». Entre otras cuestiones, apunta una nueva zona de estar en la unidad de cuidados paliativos y una nueva escalera en la planta baja.

Precisamente, el informe del Consell que concluye que la modificación del proyecto precisa de una nueva declaración de interés general señala que la ampliación de las plantas baja, primera y la cubierta del hospital que plantea el promotor conlleva un incremento de la superficie construida, lo cual requeriría de «una nueva exoneración del cumplimiento de los parámetros urbanísticos».

Además, el aumento proyectado del aparcamiento (casi 8.500 metros cuadrados) supone «una ampliación de la actividad» y, por tanto, una nueva declaración de interés general y evaluación de impacto ambiental.

El hospital previsto tiene autorización para cinco quirófanos

En mayo de 2011, el promotor del hospital privado de Jesús obtuvo la autorización previa por parte del Govern para la creación de un complejo hospitalario de tres plantas con los siguientes servicios: en primera planta, el servicio de hospitalización general, con 66 habitaciones y 66 camas, y la unidad de cuidados paliativos, con 48 camas. En planta baja, los servicios de UCI, el bloque quirúrgico con cinco quirófanos, el hospital de día, la unidad de urgencias, laboratorios, consultas externas y cafetería, entre otros servicios; y en la semisótano, consultas externas, tanatorio y el resto de unidades.

Compartir el artículo

stats