Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Agnès

Los almendros en flor: «No esperaba encontrar este paisaje en Ibiza»

El Ayuntamiento de Sant Antoni despliega un dispositivo especial, que estará activo como mínimo tres fines de semana, con el objetivo de controlar la afluencia de gente que visita Santa Agnès. La mañana transcurre tranquila para los agentes de la Policía Local y Protección Civil que controlan la zona, en la que hasta mediodía no se registran aglomeraciones.

27

Almendros en flor en Ibiza

A las diez de la mañana apenas hay movimiento en el aparcamiento principal de Santa Agnès. Algún vehículo y una carpa naranja chillón que forma parte del dispositivo especial que la concejalía de Gobernación del Ayuntamiento de Sant Antoni ha puesto en marcha este fin de semana, y al menos los dos próximos, con el objetivo de controlar la afluencia de personas que acuden a la zona para contemplar el espectáculo de los almendros en flor. El operativo, en funcionamiento entre las 10 y las 18 horas, cuenta en esta primera jornada con dos agentes de la Policía Local de Sant Antoni y tres miembros de Protección Civil.

En el cielo alternan claros y nubes, que no ensombrecen la belleza del paisaje del Pla de Corona, que todavía no luce en todo su esplendor, como un manto blanco. «Le quedará un poco. Quizás en un par de semanas estén todos los almendros floridos», comenta Marina Serra, una de las primeras visitantes que recibe Santa Agnès esta mañana. Le acompañan su pareja, Jordi Riera; su hijo, Nil, de diez meses, residentes en Sant Jordi, y dos amigos que viven en Ibiza, Paco García y María Parejo, que van también con su pequeño, David, de un año. Es Marina la que ha propuesto hacer la excursión. «Vengo casi todos los años, pero esta vez , que hacemos la visita con los niños, no creo que lleguemos muy lejos», explica. Para Paco, que lleva ocho años en la isla, es su primera visita a Santa Agnès ex profeso para contemplar el espectáculo del valle en flor.

También Carlos Mota y Sandra Tortosa, con sus hijos, Samuel, de dos años, y Lola, de siete meses, han cogido el coche esta mañana desde Santa Gertrudis para pasear por Santa Agnès. Suelen visitar esta localidad con asiduidad . Hoy (por ayer) lo hacen con una motivación añadida: «Disfrutar del florido espectáculo».

Una foto para Instagram

Acaba de llegar al pueblo un autobús con 16 niños y los directores del Espai Jove de Sant Antoni. «Todos los sábados organizamos actividades y excursiones a los diferentes municipios con pequeños de seis a once años, es lo que llamamos ‘Matins d’Espai’. Esta vez hemos escogido Santa Agnès para que puedan disfrutar de la experiencia de ver los almendros en flor», explica Samuel García. Antes de comenzar a andar, recuerda a los niños que respeten «la naturaleza» y no arranquen nada de lo que encuentren, «ni plantas, ni ramas, ni flores».

Para la ocasión los organizadores, Samuel y José, han preparado una ruta sencilla por el valle, durante la cual el grupo aprovecha para hacerse varias fotos y colgarlas en las redes sociales. Amelia Pardo, de once años, ensaya coqueta sus mejores poses «en plan instagrammer» delante de un bonito ejemplar de almendro. Minutos antes, Samuel ha preguntado a los pequeños si saben qué árbol tienen enfrente. La mayoría acierta, aunque, entre todas, se escuche una vocecita que dice «cerezo».

«Un atractivo desconocido»

Mientras el grupo de Sant Antoni continúa su excursión por el Pla, Raquel Bernabé e Inés Marques, valenciana y portuguesa, se hacen fotos con las flores de almendro de fondo, junto al aparcamiento. Están de visita exprés en la isla. Llegaron ayer (por el viernes) por la tarde a Ibiza, procedentes de Valencia y se alojan en Sant Antoni. Para Inés es su primera visita a las Pitiusas. Raquel estuvo con su familia cuando era pequeña. Tienen ganas de descubrir Ibiza en invierno. En cuanto aterrizaron en el aeropuerto, se conectaron a internet para buscar «cosas que hacer» en la isla y una de las propuestas que les llamó la atención fue la de visitar Santa Agnès para ver los almendros en flor. «Lo que buscamos principalmente es descubrir cosas que no se pueden ver en otros sitios. No esperaba encontrar un paisaje así, es espectacular, algo que no se ve en muchos otros lugares», señala Inés. Raquel le da la razón: «Es un atractivo de Ibiza desconocido. Vale mucho la pena. Es una vista tan resplandeciente... es precioso». En su recorrido hasta Santa Agnès, a la joven valenciana le ha sorprendido «lo verde que está el campo en la isla».

Carmen Ribas y Nicolás Popescu, que residen en el municipio de Ibiza, también han elegido el Pla de Corona para dar un paseo. «Cada año solemos dar una vuelta por aquí, pero esta vez creo que la acortaremos porque el tiempo no acompaña y vemos todavía poca flor», explica la pareja.

Por el mismo camino pasean Malie, de nueve años y Mio, de siete, con su niñera, Mariana, y sus abuelos de Suiza, Manfred y Bea, que están de visita y que nunca antes habían disfrutado de estas vistas del valle de Santa Agnès. Por detrás va un nutrido grupo de excursionistas. Son usuarios de Apneef, acompañados por monitores y voluntarios de la asociación.

Es casi ya mediodía y el aparcamiento principal de Santa Agnès empieza a llenarse, pero ni rastro de aglomeraciones. «De momento no hemos tenido incidencias», apunta un agente de Protección Civil.

Compartir el artículo

stats