Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hombre de 83 años dispara a su nieto y a su nuera y luego se suicida

El tiroteo se produjo en el exterior de una casa de Migjorn, en Formentera. El agresor no tenía licencia de armas y la pistola no está registrada

La Guardia Civil de Formentera precinta la escena donde ocurrieron los hechos.

Horst Bringewald, de 83 años de edad, nacionalidad alemana y residente en Formentera, se suicidó ayer disparándose un tiro en la cabeza con una pistola del calibre 9 milímetros tras protagonizar un violento suceso en el que hirió a dos miembros de su familia: su nieto de 22 años y su nuera de 49. Toda la escena fue presenciada por un menor de edad, nieto del agresor, que está siendo atendido por los servicio psicológicos.

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana en la zona de Can Miquel Martí, Migjorn. En ese momento, la madre se disponía a salir de su domicilio en coche junto a su hijo menor, de 11 años, para llevarle al colegio. Cuando estaban dentro del coche a punto de salir apareció su suegro, que vive en otra vivienda cercana, blandiendo un arma y amenazándola de muerte a través de la ventanilla. La mujer, asustada por la presencia del menor en el coche, intentó tranquilizar al agresor.

Al oír el revuelo y los gritos de su madre, el hijo mayor, de 22 años, que se encontraba en el interior de la vivienda salió para defender a su madre de su abuelo, con el que forcejeó para finalmente resultar herido de bala en la pierna derecha y en un brazo. Segundos después, su abuelo se alejó unos metros de la vivienda y se disparó un tiro en la cabeza.

8

Un muerto y dos heridos en un tiroteo en Formentera

Los servicios del 061 llegaron al lugar de los hechos para atender a los heridos y se encontraron al agresor con vida. Le trasladaron al Hospital de Fomentera, donde se certificó su muerte.

El joven herido de bala fue trasladado por el 061 en helicóptero al Hospital Can Misses, donde fue operado al mediodía y se recupera en planta de las heridas. Su estado es estable dentro de la gravedad, según informaron fuentes del Ib-Salut.

Mientras tanto, su madre, a la que una de las balas disparadas por el agresor rozó en una axila, resultó herida leve y fue atendida en el Hospital de Formentera, donde poco después se le dio el alta.

La investigación que está llevando a cabo la policía judicial de la Guardia Civil se centra en determinar el origen del arma. Según ha podido saber Diario de Ibiza, se trata de una pistola Parabellum de 9 milímetros, un modelo que utilizan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, pero en este caso no estaba ni registrada. Además, el agresor no tenía licencia de armas.

Medios sanitarios

El Ib-Salut detalló que activó el helicóptero y que el joven herido, que estaba grave pero consciente, fue trasladado al Hospital de Can Misses «una vez estabilizado» en el centro hospitalario de Formentera. «Está consciente. Su estado es grave». Debido a esta urgencia se activó el Código Trauma en el que participaron los servicios de Cirugía, Anestesia, Traumatología, Urgencias y UCI. El suceso activó a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad en la isla.

Compartir el artículo

stats