Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sucesos

Cómo ha sido el tiroteo de Formentera y qué arma ha utilizado el agresor

El presunto agresor no tenía licencia de armas y la pistola que ha utilizado, del calibre nueve milímetros, no está registrada

En la pared se puede apreciar una mancha, al parecer de sangre. Carmelo Convalia

La Guardia Civil está investigando el tiroteo que se ha producido esta mañana en una casa de Formentera, y que se ha saldado con un muerto y dos heridos, uno de ellos de gravedad. Aunque todo está pendiente de las pesquisas de los investigadores de este cuerpo armado, este diario ha podido reconstruir lo que podría haber sucedido en el exterior de esta vivienda situada en Can Miquel Martí, en la zona de Migjorn, en el camino de acceso a la torre des Pi des Capità.

Cuando pasaban pocos minutos de las nueve de la mañana, una de las heridas, una mujer de 49 años de nacionalidad española y residente en la isla, ha salido de su vivienda con uno de sus hijos, menor de edad. Se disponía a llevarlo al colegio y los dos se han metido en el coche, un Ford de color rojo.

Lugar donde se han producido los hechos. Carmelo Convalia

En ese momento ha llegado andando a la vivienda el suegro de la mujer, un alemán de 82 años de edad que finalmente ha fallecido (al parecer se habría disparado en la cabeza), y que no vive con ellos. Iba armado con una pistola. Por motivos que se desconocen, se ha dirigido hacia el coche empuñando el arma y, a través de una de las ventanillas, ha amenazado a su nuera en presencia del hijo menor. Se desconoce el motivo de esta discusión.

El presunto agresor ha forcejeado con su nieto antes de dispararle dos veces

decoration

Entonces, alertado por los gritos de la mujer, ha salido de la vivienda un joven de 22 años, nieto del presunto agresor. Según el relato de los hechos que ha podido hilvanar este diario, el joven se ha abalanzado contra su abuelo y ha intentado inmovilizarle mientras discutía con la mujer. Pero no lo ha logrado; al parecer el presunto agresor se ha podido zafar y ha disparado dos veces a su nieto, a quien ha herido en la pierna derecha y en un brazo. Después, y según las mismas fuentes, se ha alejado unos metros del lugar de los hechos y se ha disparado en la cabeza con su propia pistola. Esta herida le ha provocado finalmente la muerte.

El presunto agresor no tenía licencia de armas y la pistola que ha utilizado, del calibre nueve milímetros, no está registrada.

La mujer también ha resultado herida, pero al parecer de rebote. Una de las balas le ha rozado una axila.

El hombre ha sido trasladado al Hospital de Formentera, pero ha muerto en el camino. El joven ha sido trasladado en helicóptero hasta el Hospital Can Misses de Ibiza.

Compartir el artículo

stats