Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ibiza prevé doblar los vacunados diarios de covid con el refuerzo de militares

Tres equipos de militares, tres enfermeros y tres técnicos sanitarios, se han desplazado a la isla para agilizar la campaña de vacunación

20

Los equipos de militares llegaron el lunes y está previsto que se queden dos meses. Toni Escobar

El Área de Salud de Ibiza y Formentera prevé inocular hasta 1.500 vacunas diarias, frente a las 800 actuales, tras la incorporación el pasado lunes de tres equipos de militares que se han desplazado a la isla para agilizar la campaña contra el covid.

Están formados por tres enfermeros y tres técnicos sanitarios, que harán turnos de 8 a 20 horas, y se prevé que estén en Ibiza dos meses.

De este modo, habrá una docena de líneas operativas para las personas en las franjas de edad habilitadas en Bitcita: mayores de 18 años para recibir la dosis de refuerzo y niños de 5 a 11 años para el primer vial.

En el Hospital Can Misses hay cinco líneas (se vacuna de lunes a domingo), tres en el Hospital de Formentera y dos en cada centro de salud de Sant Antoni y de Santa Eulària (operativas de lunes a sábado).

De este modo, habrá una docena de líneas operativas para las personas en las franjas de edad habilitadas en Bitcita: mayores de 18 años para recibir la dosis de refuerzo y niños de 5 a 11 años para el primer vial.

En el Hospital Can Misses hay cinco líneas (se vacuna de lunes a domingo), tres en el Hospital de Formentera y dos en cada centro de salud de Sant Antoni y de Santa Eulària (operativas de lunes a sábado).

El resto de centros de salud de Ibiza vacunan a personas que deben recibir la primera dosis. «La gente que se vacuna por primera vez, a día de hoy, es residual. El volumen principal de trabajo se concentra en las terceras dosis. Por eso estamos muy contentos con el refuerzo de militares porque, normalmente, cuando se abren nuevas franjas de edad hay un boom las dos primeras semanas», explicó ayer la directora de Enfermería del Área de Salud, Noelia Azqueta.

«Sorpresa» entre los pacientes

Uno de los enfermeros militares que están en Can Misses es Francisco Abad, capitán del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 73 de Murcia. Llegó el lunes a la isla y es la primera vez que inocula vacunas contra el covid a la población civil. «La gente se sorprende al vernos con el uniforme» apuntó.

Y eso precisamente es lo que le pasó a Christian, un ibicenco de 33 años que ayer recibió la tercera dosis. «No sabía que había militares y choca un poco, pero hay que vacunarse», subrayó.

Con la esperanza de que «acabe ya» la pandemia, este joven hace un llamamiento a vacunarse. «Pedí cita el martes por la tarde y hoy [por ayer] ya estoy vacunado».

Compartir el artículo

stats