Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aeropuerto de Ibiza abrirá el próximo verano la mitad del nuevo edificio de 'parking'

La primera fase del proyecto, que consta de dos módulos, contempla habilitar 500 nuevas plazas

7

El bloque norte está más alejado de la terminal y más próximo a la carretera de acceso.

Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea (AENA) ha anunciado el reinicio este mes de enero de las obras de construcción del nuevo edificio de aparcamientos situado frente a la terminal del aeropuerto de Ibiza, iniciadas a finales del mes de diciembre de 2020 y paralizadas por la aparición de restos arqueológicos.El calendario previsto ahora para este proyecto contempla la apertura al menos de uno de los dos módulos en que se divide el nuevo inmueble destinado a estacionamientos durante el próximo verano.

Pero todo está condicionado por la evolución de los trabajos de los arqueólogos que están analizando los restos. Hasta tal punto que no se sabe en qué mes se podrá habilitar este nuevo espacio para los vehículos.

El proyecto prevé la construcción de un edificio dividido en dos módulos con una capacidad total de un millar de plazas, a 500 por módulo (250 en cada una de las dos plantas de cada estructura).

La idea de AENA es habilitar para la próxima temporada estival la estructura norte, la que está situada en la zona del solar más alejada de la terminal y, por lo tanto, más próxima a la carretera de acceso. Pero tampoco está claro que pueda ofrecer los 500 aparcamientos que acogerá este primer espacio porque los arqueólogos, apuntan, no han «liberado» toda su superficie.

Esto significa que los expertos del Consell están todavía trabajando en una parte del terreno. «Se supone que irán liberando zonas a medida que avancen los meses», indicaron ayer desde AENA. Pero lo que no está claro es ni cuándo ni en qué medida se podrá usar este bloque del nuevo edificio de aparcamientos.

Doblar la oferta de plazas

Las dos estructuras que componen el nuevo edificio permitirán doblar la capacidad de la oferta de plazas para vehículos existente hasta llegar al millar. Y están incluidas en un conjunto de medidas puestas en marcha por el gestor aeroportuario para agilizar el tráfico de vehículos en su zona de ‘tierra’, esto es, frente a la terminal. Entre otras medidas, también se prevé abrir un nuevo acceso a las instalaciones desde la vía hacia es Codolar y Sant Josep mediante una rotonda.

La obra del nuevo edificio de aparamientos ed la terminal se adjudicó por 12,7 millones a la empresa Acciona Construcción S.A. y se diseñó para que se desarrollara durante dos inviernos paralizando los trabajos la pasada temporada turística para que estuvieran finalizados para la próxima.

Los restos que han quedado al descubierto con las obras corresponden a una explotación agrícola utilizada en los últimos siglos antes de nuestra era. Los diferentes tipos de zanjas, excavadas en el nivel de arcillas, servirían para diferentes cultivos, principalmente para la vid.

Estas plantaciones, apuntó en su día AENA, estarían dedicadas tanto al consumo doméstico como a la producción de vino para el comercio y exportación.

Compartir el artículo

stats