Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crece la demanda de tests de antígenos en Formentera

Las farmacias de la isla ya disponen de pruebas para detectar la infección por covid | Los residentes solicitaban la prueba antes de Navidad para poder reunirse con tranquilidad y ahora lo hacen porque tienen síntomas o son contacto estrecho

El farmacéutico Joan Torres muestra un test de antígenos. | C.C.

Las tres farmacias abiertas por estas fechas en Formentera han constatado a lo largo de estas vacaciones de Navidad un aumento de la demanda de tests de antígenos. Debido a la falta de existencias por parte de las distribuidoras, entre los días 13 y 26 de diciembre no hubo forma de comprar en la isla estas pruebas para detectar la infección por covid, situación que se prolongó hasta el pasado 5 de enero.

Farmacia situada en Sant Francesc Xavier. | C. C.

Las farmacias locales intentaron por todos los medios a su alcance lograr acceder al producto recurriendo a distintos distribuidores, pero sin resultado hasta hace unos días. Sólo conseguían contadas pruebas que se agotaban a las pocas horas.

El suministro comenzó a normalizarse a partir del 3 de enero, según coincidieron en señalar las tres farmacias abiertas: en Sant Francecs, Sant Ferran y es Pujols.

El farmacéutico de Sant Francesc, José Torres, explicó: «La semana del 24 de diciembre y la anterior no nos llegó nada, nada de nada...». Y señaló que en esas fechas la motivación de los clientes para hacerse una prueba era que se iban a juntar en las cenas y reuniones familiares propias de esas fechas «y querían los test para hacerlo con tranquilidad».

Falta de existencias

Sin pruebas durante las fiestas de Navidad

La falta de ‘stock’ en las distribuidoras hizo que, a pesar de los esfuerzos de las farmacias de Formentera, no llegaran pruebas de antígenos a la isla hasta la primera semana de este año. Los pocos test que llegaban se vendían en pocas horas.


Motivación

Síntomas o contactos estrechos

La mayoría de las personas que acuden estos días a las farmacias en busca de una prueba de antígenos para detectar si tienen covid lo hacen porque han estado en contacto estrecho con algún positivo o porque tienen síntomas. En estos momentos, todas las farmacias de la isla tienen pruebas.

Añade que esa motivación ahora «ha cambiado totalmente y la gente viene porque ha tenido síntomas o ha estado con algún contacto estrecho».

Torres apuntó que desde el verano de 2021 no habían tenido una demanda como la de ahora: «En verano y los meses después vendíamos unos 30 al mes, pero ahora, cuando me llegaron el pasado 5 de enero 180, en una hora se vendieron todos y eso que no vendíamos más de dos por persona para evitar el acaparamiento».

Incluso el pasado 6 de enero, que estaba de guardia, no tuvo este producto y no fue hasta el día siguiente cuando le llegó una remesa mayor que le permitió poder dispensar autotest sin problemas.

Juan Torres insiste en que ahora la situación está normalizada: «Antes de fin de año la gente venía a por el test como por precaución o para prevenir, pero ahora ya vienen porque son contacto estrecho o porque tienen algún síntoma. La gente viene asustada».

Marina Mayans, de la farmacia de Sant Ferran, se expresó en los mismos términos que su colega: «También sufrimos el desabastecimiento general, pedimos en las semanas de Navidad en diferentes sitios pero no había forma de conseguir y nos iban anulando los pedidos»», recordó. Añadió que en fin de año tuvieron muy pocos tests y luego ya les llegó una remesa mayor, el 3 de diciembre, «pero en media hora se terminaron».

Esta profesional señaló que la principal motivación de las personas que acuden a la farmacia en busca de autotest es «porque ahora tienen sintomatología. Es cierto que al principio era más porque se querían juntar y porque venía gente de fuera de visita, venían por prevención».

En Formentera no llegaron autotest de antígenos de forma regular hasta el pasado 3 de diciembre

decoration

Respecto a la línea abierta por el Govern balear, a través del Ibsalut, para que las farmacias contabilicen los casos positivos, Marina Mayans explicó que es una opción voluntaria y que en su caso no se ha adherido porque implica tener a una persona más pendiente de este servicio: «Tendríamos que tener una persona solo para eso, en cambio en otras comunidades la gente que se hace el autotest y da positivo lo comunica directamente a las autoridades sanitarias. Creo que en Balears lo han hecho poco práctico». Añadió que la gente está comprando bastantes pruebas «para tenerlas en casa por si más adelante tienen síntomas».

«Demanda espectacular»

Maiteder de Eguileor, titular de la farmacia de es Pujols, ratificó el aumento de la demanda durante estas semanas: «Estuve de guardia en Nochevieja y del 27 al 2 de enero tuvimos una demanda espectacular pero no tuvimos tests porque no nos proveían. Ahora ya tenemos». Precisó que los pocos que tuvo los dispensó en el plazo de una hora.

Esta farmacéutica también observó que cuando escaseaban las pruebas los clientes acudían por prevención. «Te decían que iban a ver a una persona mayor o era gente que se enteraba de que había estado en contacto con un positivo. No era tanto el autocuidado como la preocupación por las cenas y comidas» de estas jornadas festivas.

En cambio, desde la pasada semana, «hay preocupación por la salud de cada uno y la gente busca el autotest para conocer su estado de salud».

Compartir el artículo

stats