Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La viceinterventora del Consell de Ibiza avisa del uso «excesivo» de subvenciones a dedo

Advierte de que casi el 50% de las ayudas a entidades previstas en el presupuesto de 2022 son sin concurrencia pública, cuando la ley afirma que debe ser «excepcional»

Los consellers executius de PP y Ciudadanos levantan el brazo en la votación del pleno. | J. A. RIERA

La viceinterventora del Consell de Ibiza advierte en su informe de que el presupuesto del próximo año hace un uso «excesivo» de las subvenciones nominativas; es decir, sin concurrencia pública, cuando «este procedimiento se prevé en la ley como una excepción». En total, las cuentas aprobadas ayer por el PP y Ciudadanos, con el apoyo de la consellera tránsfuga Marta Díaz y el voto en contra de PSOE y Unidas Podemos, contemplan poco más de cuatro millones de euros en subvenciones a dedo.

«La excepcionalidad prevista en la ley general de subvenciones casi llega al 50% de los créditos», destaca la viceinterventora, en referencia al hecho de que el total de las transferencias a familias e instituciones sin ánimo de lucro previsto en el presupuesto de 2022 asciende a nueve millones, casi un 29% más que en este ejercicio.

El portavoz del PSOE, Vicent Torres, y también el de Unidas Podemos, Antonio Saucedo, basaron en este punto parte de sus críticas al tercer presupuesto del gobierno insular de centro derecha de este mandato. Torres calificó de «Santa Eulària style [estilo Santa Eulària, en referencia a que el presidente, Vicent Marí, fue antes el alcalde de este municipio]» el hecho de que cuando se aproximan las próximas elecciones «se dispare la concesión de subvenciones a dedo».

Torres recordó que la Sindicatura de Comptes también ha advertido a los consells insulares de que «la concesión de subvenciones sin concurrencia pública se haga únicamente en los casos en que esté realmente justificado».

También destacó que la empresa pública Fecoef ha pasado de gestionar la concesión este año de 2,3 millones de euros en patrocinios a 3,8 millones en 2022, y de estos, «más de un millón a empresas privadas a dedo».

PSOE y Podemos votan en contra de las cuentas. J.A.RIERA

Por su parte, Saucedo calificó de «mala noticia» para Ibiza que el equipo de gobierno «no sea capaz de gestionar las ayudas de forma transparente, con concurrencia pública», al tiempo que recordó que este año no se han tramitado las ayudas a las familias vulnerables afectadas por el covid después de que el Consell decidiera traspasar su gestión a los ayuntamientos.

En su réplica, el conseller insular de Economía, Salvador Losa, retó a los grupos de la izquierda a «volver a gobernar y a retrasar los pagos y ahogar a los clubes», en alusión al bloqueo que se sufrió en el pasado mandato en la tramitación de las subvenciones deportivas. «Nosotros seguiremos buscando las fórmulas legales para agilizar y facilitar el pago de las ayudas», justificó Losa.

La oposición también cargó contra el equipo de gobierno por su «falta de proyectos». El portavoz socialista destacó que, aparte de las subvenciones a dedo, el Consell sólo prevé en 2022 «asfaltar carreteras», al tiempo que recordó que todos los proyectos en marcha, en especial el desarrollo del parque de servicios de Sa Coma, son heredados del mandato progresista.

El portavoz de Unidas Podemos acusó al presidente de convertir el Consell en «una diputación, que sólo otorga dinero a terceros y no asume ninguna responsabilidad». En este punto, tanto Saucedo como Torres recordaron que Vicent Marí ya dijo cuando era alcalde de Santa Eulària que «el Consell no servía para nada».

El conseller de Economía respondió que el gobierno «trabaja para fortalecer la isla» y «no presupuesta partidas para tranvías ni pisos inexistentes», en alusión a algunas de las iniciativas fallidas del pasado mandato.

El compromiso de la gratuidad de las ‘escoletes’ tendrá que esperar otro año

El equipo de gobierno aprobó ayer su penúltimo presupuesto de este mandato sin prever el cumplimiento de uno de los anuncios estrella del discurso de investidura del presidente, Vicent Marí, en julio de 2019: la gratuidad de las ‘escoletes’ que gestiona la institución según el nivel de renta de las familias. Habrá que esperar al último presupuesto previo a las elecciones. De hecho, en 2022 se prevé un incremento de los ingresos de las ‘escoletes’, que pasan de 300.000 euros este año a 425.000. No suben las tasas y el aumento se debe a que, tras el cese temporal de la actividad durante la pandemia, en 2022 se restablecerá totalmente este servicio y se alcanzará el nivel de ingresos de 2019. El portavoz del PSOE, Vicent Torres, destacó, en su crítica, el incumplimiento de este compromiso, a lo que el conseller de Economía, Salvador Losa, respondió: «Ya tendremos tiempo de rendir cuentas de nuestro programa electoral, ahora hay que salir de una crisis».

Compartir el artículo

stats