Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los transportistas de Ibiza: «Las estamos pasando canutas»

La subida del precio de los combustibles, la falta de camioneros en las islas y de relevo generacional, la falta de aparcamientos seguros o las demoras para arreglar los vehículos a tiempo, entre los problemas más acuciantes del sector del transporte en las islas

Camiones de transporte circulando por una carretera de Eivissa. | VICENT MARÍ

«El sector está muy dañado, no solo es el tema de la subida del gasoil, el posible aumento de los fletes, la morosidad de las empresas o la falta de conductores… Vas cargando y cuando te das cuenta tienes muchos problemas encima. Las estamos pasando canutas», afirma José Raya, presidente de la Asociación de Transportes de Mercancías de Pimeef. A estas dificultades se suma «que quieren quitar la devolución del céntimo sanitario, que es la ayuda al transporte profesional por el que te descuentan 4,9 céntimos por litro de combustible». Esto, dice, «es echar gasolina al fuego».

Falta de trabajadores. Siempre se necesitan más y es un problema a nivel estatal. Posponen vacaciones y hacen horas extra, sobre todo desde abril y hasta septiembre. «La ‘mili’ era una fábrica de carnets, pero ahora sacárselo cuesta 3.000 euros y luego tienes que estar haciendo el certificado de aptitud profesional (CAP) cada cinco años. No es un sector atractivo porque no se paga mucho más que en otros», indica el presidente de los transportistas de la Pimeef.

A pesar de que el salario bruto parezca atractivo, ronda los 1.800 euros dependiendo de las particularidades del trabajo, hay competencia entre empresas. «En la mía, una gran cadena nos ha quitado chóferes hace poco que hacían la ruta Valencia-Ibiza. Ellos te dicen que están bien contigo, pero confían en una empresa grande al considerar que les da más seguridad que una pyme, que es más fácil que quiebre. Hay que tener en cuenta que nosotros te valoramos como persona y no como número. Cuando las empresas empiezan a quitar a la gente unos a otros, esto no va bien», añade.

Y en Ibiza hay ofertas más jugosas, como el taxi estacional. «Pueden ganar 3.500 euros/mes en temporada alta y se van».

Relevo generacional. No es un sector llamativo para los jóvenes. La media de edad está por encima de los 45 años, es «altísima», puntualiza Raya, pero la mayoría tienen más de 60 que «se van a jubilar y yo no sé quién va a dar el servicio».

Combustible. Los transportistas hablan de una subida de un 40% desde octubre de 2020 a noviembre de este ejercicio, más notable si cabe en Ibiza, lo que disminuye en algo más de un 10% las ganancias de los empresarios. «El depósito que antes llenabas con 300 euros a principios de año ahora son 380. Dejas de facturar 320 euros al mes y cuando hablas con un cliente de subir la factura te dice que ya vendrá otro que lo haga más barato. No se valora el trabajo, solo el precio», lamenta Raya.

Prohibir la carga y descarga. Es lo que piden desde el sector, que los camioneros no se encarguen de este trabajo y se limiten a conducir el vehículo. Desde el Gobierno se propone una limitación, pero no la prohibición. En lo que respecta a Ibiza, desde Pimeef sostienen que aquí es fácil cumplirlo, el problema se presenta en la península.

Aparcamientos seguros. Es otra de las peticiones que hacen. Dado que no controlan los tiempos de espera para descargar las mercancías y que en ocasiones se han prolongado más de 20 horas -apunta Raya- se pide seguridad a los trabajadores. «Yo esto lo entiendo en la península. Prefieres dormir en un sitio seguro que en otro donde te rajen la lona y te puedan robar».

Problemas de abastecimiento. No hay stock suficiente. Se dan situaciones en las que se lleva un camión al taller y «lo que en otro sitio hacen en dos días, aquí tarda dos semanas porque no hay piezas suficientes y vienen de fuera. Tienes un camión y se te estropea y no puedes servir a la clientela».

Compartir el artículo

stats