Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sant Josep acusa al PP de instar a «prevaricar» con los apartamentos Don Pepe

El PP da por rotas las relaciones con el equipo de gobierno

Un momento del pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Sant Josep. | D. I.

El equipo de gobierno de Sant Josep, con el apoyo de Ara Eivissa, aprobó ayer en el pleno una moción, presentada por la vía de urgencia, en la que se insta a los cargos del PP que han participado en la recogida de firmas contra el desalojo de los apartamentos Don Pepe a que pidan disculpas a los funcionarios que han emitido los informes que concluyen que el edificio está en ruina al poner en duda «su honor e imparcialidad». También pide una rectificación pública por su apoyo a un documento que insta a «prevaricar e incumplir las leyes».

«Tenemos que condenar que se ponga en duda el trabajo del personal técnico del Ayuntamiento, que se vean maniobras inexistentes y el menosprecio hacia el sufrimiento personal de muchos de estos funcionarios que están haciendo lo que corresponde: diagnosticar una situación objetiva de peligro para las personas», justifica la moción, aprobada con el voto en contra de PP y Vox y la abstención de Ciudadanos y PxE.

El equipo de gobierno justificó la urgencia de la propuesta en «la grave crisis institucional» que se ha abierto con el Consell y Santa Eulària (su alcaldesa, Carmen Ferrer, firmó el documento de apoyo a la causa de los vecinos) a raíz de la participación de personas con cargos de responsabilidad en estas administraciones. Los consellers Mariano Juan, María Fajarnés y Vicent Roig también firmaron su apoyo, tal como publicitaron a través de las redes sociales. La propuesta aprobada insta al presidente del Consell, Vicent Marí, a que destituya «fulminantemente» a todos los consellers que no se retracten de su adhesión a una campaña que incita al Ayuntamiento a «incumplir la legislación».

El alcalde, Ángel Luis Guerrero, recordó que el documento firmado exige al Ayuntamiento «la paralización de los desalojos, que permita la rehabilitación de los edificios y el regreso de los vecinos a sus viviendas». El alcalde recordó lo siguiente: «No debemos decidirlo ni valorarlo nosotros sino los técnicos de esta casa, a los que debemos dejar trabajar sin injerencias ni presionarlos».

A través de un comunicado, el grupo del PP de Sant Josep tachó de «ridícula» la moción, que «sólo demuestra su incapacidad [del gobierno] a buscar una solución a los apartamentos Don Pepe por una decisión exclusivamente política».

«Con esta declaración aprobada por la izquierda se rompen las relaciones entre el equipo de gobierno y el principal partido de la oposición», dice el comunicado. También con el Consell, algo que «sólo perjudicará a los vecinos».

El PP recuerda que «firmar una hoja de apoyo y solidaridad con los vecinos no supone pedir a nadie que prevarique», al tiempo que insta a la concejala de Vivienda a que se reúna de una vez con los afectados.

Compartir el artículo

stats