Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell impulsa un proyecto para controlar con cámaras el aforo de 33 playas de Ibiza

La iniciativa tiene que estar en marcha el próximo verano dentro del proyecto Smart Island, que pretende geolocalizar también 15.000 viviendas rurales de la isla

Antonio Álvarez, Javier Torres y Xavi Santamaria, esta mañana en rueda de prensa en la sede del Consell de Ibiza

El Consell de Ibiza proyecta que a partir del próximo verano se pongan en marcha las cámaras de control del aforo en 33 playas de la isla para que los ciudadanos y las instituciones dispongan al instante de la información número de usuarios que se encuentran en estos espacios y si se rebasa la capacidad límite. Esta será la primera aplicación práctica del proyecto Smart Island, que ejecuta la empresa Vodafone con un coste global de casi 4,2 millones de euros.

En esta primera fase también se contempla la geolocalización de 15.000 viviendas rurales con las rutas de acceso a las mismas para facilitar la actuación de los servicios de emergencia en caso de que sea necesario, según han explicado esta mañana en una rueda de prensa en la sede del Consell, el vicepresidente segundo, Javier Torres, el director insular de Innovación, Xavi Santamaria, y el director de Vodafone en Balears, Antonio Álvarez. Este sistema de geolocalización de casas aisladas ya funciona en Sant Joan y en Formentera, según ha explicado Torres.

El responsable de la compañía telefónica ha explicado que en lo que queda de año se ejecutará unos 430.000 euros del presupuesto global y, al cierre de 2022, un millón de euros. La ejecución del proyecto está prevista en 25 meses y, según Álvarez, la parte más cuantiosa se llevará a cabo en la última fase, a partir de 2023.

El proyecto también contempla la instalación de nueve cámaras en aparcamientos públicos de la isla, como el de Cas Dominguets, es Gorg o el Multicines en Vila o en Cala Salada o Benirràs para que los ciudadanos también puedan conocer al instante si hay plazas vacantes. Los ciudadanos accederán a esta información a través de una aplicación de móvil, según Álvarez.

También se contempla la instalación de 160 paneles en las paradas de autobús más concurridas para que los ciudadanos puedan conocer el tiempo de espera hasta la llegada del siguiente vehículo. En estos paneles habrá también sensores para medir la calidad del aire y la contaminación acústica. También se colocarán sensores en otras zonas para conocer la calidad del aire y si hay ruido. En total, se recogerá información de 250 puntos distintos de la isla. También habrá cinco boyas en el mar para medir los parámetros ambientales de este medio. Dos de ellas se colocarán en el noreste de la isla, una en la zona del puerto de Eivissa, otras dos en el ámbito del Parque Natural de ses Salines y en la bahía de Portmany. Además, se instalarán cuatro cámaras de detección de incendios forestales, que, según el vicepresidente segundo, cubren buena parte del territorio insular.

Compartir el artículo

stats