Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El estudio técnico de la propiedad de los Don Pepe dice que no hay riesgo de colapso

El coste de la intervención en el bloque A se sitúa en 400.000€

Silvia Hernández, Elena Morillo y René Machado, ayer, en es Cubells. | J. A. RIERA

El último informe técnico encargado por la comunidad de propietarios de los edificios Don Pepe, en es Codolar, concluye que «el edificio está para reparar, no para tirar al suelo», según explicó ayer ante una treintena de propietarios René Machado, doctor ingeniero en estructuras y especialista en restauración, que ha participado en la elaboración del análisis junto a María Cueva Santa Morro, doctora arquitecta e ingeniera en edificación, y Elena Morillo, arquitecta técnica.

Machado explicó que el edificio tiene una serie de patologías «habituales» en edificios tan viejos situados junto al mar, como la carbonatación y oxidación, pero destacó por encima de todo que «no existe de riesgo de colapso». Dicho esto, agregó que ningún técnico puede decir categóricamente que «un edificio no se puede caer» porque se puede producir, por ejemplo, «un tsunami». Pero en el caso de los Don Pepe «no se ve peligro de colapso» y, lo más importante que «las patologías que tienen se pueden reparar».

Algunos de los vecinos que asistieron a la reunión en el polideportivo de es Cubells. | J. A. RIERA

El técnico especialista indicó que se debería intervenir para reparar el edificio, antes de que transcurran «cinco o seis años, más o menos». «Pero de ahí a llegar al riesgo de colapso es bastante lejano», recalcó Machado.

Este estudio se ha hecho con el resultado de los análisis en laboratorio del hormigón y acero de los Don Pepe y con una evaluación de la posible evolución de la estructura a partir de los resultados del laboratorio. «La buena noticia es que, en absoluto, hay aluminosis», explicó Machado, que apuntó que, aunque los valores del hormigón son «más bajos» de los que marca la instrucción que se aprobó en 2008, «para ser un hormigón de hace 60 años está bastante en buen estado». «No es mi opinión es el resultado de los análisis del laboratorio», recalcó Machado.

Presupuesto más elevado

Este informe, el más completo que se ha hecho, calcula también que el coste de la reparación de las patalogías de la estructura y las grietas, incluida la fachada, ascendería a unos 400.000 euros en el caso del edificio A, una cifra que está «muy lejos de los tres, cuatro o cinco millones que ha dicho el Ayuntamiento sin ningún proyecto que lo justifique», según Silvia Hernández, presidenta de la comunidad de vecinos del bloque A.

Esta cantidad es mayor que la que inicialmente preveía la comunidad de propietarios, que era de algo más de 300.000 euros por la reparación de los dos edificios, aunque Hernández indicó que es una cuantía «totalmente asumible», del orden de 10.000 euros por propietario. «Con este informe no sólo se rebate la ruina urbanística, sino también la económica que sostiene el Ayuntamiento», agregó.

La representante de los vecinos dijo que los vecinos son «cabales» y que, si sus casas estuvieran realmente «en peligro» de desplomarse, serían «los primeros en abandonarlas». «Somos trabajadores que nos hemos comprado una vivienda que ahora se pone en duda por intereses, no con una justificación técnica, y eso es lo peor»

Compartir el artículo

stats