Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intrusismo

Mariano Juan: "No hay suficientes recursos policiales en Ibiza", para combatir las fiestas ilegales

El Consell insiste en reclamar un cambio legislativo al Govern

Imagen de un anuncio de una fiesta en una villa de Cala Vedella

El vicepresidente del Consell, Mariano Juan, y la directora insular de Lucha contra el intrusismo, Naihara Cardona, valoraron con satisfacción los resultados del plan piloto para infiltrar detectives en las fiestas ilegales y destacaron que su función también ha sido aprobada por las distintas policías locales.

Así, anunciaron que el año que viene se repetirá esta iniciativa, ya no como plan piloto por un solo mes, sino de manera «más intensa y larga en el tiempo». El Consell ha invertido este año 15.000 euros para un contrato menor, la misma fórmula a la que prevé recurrir el año que viene.

Solo una fiesta disuelta

Pese a los «buenos resultados», Juan señaló que el trabajo de estos inspectores constata «la falta de efectivos policiales». «Es triste que los rastreadores avisen a las policías locales y no puedan asistir porque tienen incidencias más importantes o ha llegado una oleada de inmigrantes», lamentó Juan. De hecho, solo una de las siete fiestas donde accedieron estos inspectores pudo disolverse.

Los rastreadores se infiltraron en fiestas de hasta 200 personas

decoration

Por ello, insta «a todas las fuerzas políticas del Parlament a que den apoyo a todas las iniciativas que sirvan para aumentar las plantillas de policías locales y las fuerzas de seguridad del Estado en Ibiza. De igual manera, volvió a reclamar un cambio en la legislación al Govern balear para combatir con efectividad estas fiestas ilegales en viviendas, que ahora prácticamente cuentan con impunidad gracias la inviolabilidad del domicilio. 

Juan y Cardona detallaron que las fiestas en villas a las que accedieron los detectives tras pagar entradas llegaron a contar con una afluencia máxima de 200 personas en función de las horas, mientras que alguna pool party en horario de tarde no pasó de la treintena. Cuatro de los eventos se celebraron en Sant Josep, dos en Sant Antoni y uno en Santa Eulària.

Compartir el artículo

stats