¿Tienen que entender el catalán los médicos de Baleares? Esto es lo que dice la ley

Esto es lo que dicen el Estatuto de Autonomía, la Ley de Normalización Lingüística y el Decreto de Lenguas

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Can Misses.

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Can Misses. / VICENT MARÍ

Hace unas semanas que el debate lingüístico en relación al uso del catalán en las Administraciones Públicas se ha reabierto debido a que una doctora se negó, supuestamente, a atender a una usuaria por hablar en catalán. El suceso ocurrió en el Centro de Salud de Son Pisà en Palma cuando una médico del centro le pidió a la paciente que se expresara en castellano ya que no la entendía.

Este no es el único caso de este último año, en Campos, un paciente que se había cortado una mano le explicó a una enfermera, en mallorquín, lo que le ocurría pero esta le dijo que no lo entendía.

La denuncia de Son Pisà provocó revuelo en el seno del Govern e incluso Més forzó una reunión de crisis del Pacto que se saldó con la apertura de expedientes en este caso y una mejor coordinación entre Política Lingüística y el IB-Salut. Esta denuncia provocó pintadas en la fachada del centro como una bandera independentista catalana y "Prou d’Agressions Lingüístiques", que firmaba la entidad secesionista Endavant Mallorca.

Finalmente, el IB-Salut inició un proceso de recogida de información sobre lo ocurrido y, según explicaron desde la Conselleria de Salud del Govern, se concluyó que la doctora "proporcionó a la paciente una consulta adecuada desde el punto de vista sanitario. Las dos partes se entendieron en todo momento y prueba de ello era que la paciente salió de la consulta con la prescripción del tratamiento adecuado por la dolencia y cita reservada para el seguimiento con su médico de cabecera".

Salud decidió no expedientar a la doctora de Son Pisà afirmando que lo que supondría la apertura de un expediente es que "se rechazara la atención a un paciente por cuestiones de lengua", cosa que no se había producido. Sin embargo, al día siguiente de las declaraciones de la consellera Patricia Gómez, la presidenta del Govern, Francina Armengol, desautorizó el cierre del expediente informativo por parte del IB-Salut y declaró que "sigue abierto y se está recopilando información" ya que "cualquier ciudadano de Baleares tiene derecho a ser atendido en una de las dos lenguas oficiales, el catalán y el castellano".

A raíz de ambos casos de supuesta discriminación lingüística se abre, de nuevo, el debate. ¿Debería un médico entender el catalán? Esto es lo que dice la ley.

Estatuto de Autonomía

En el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares de 2007, en el artículo 4, se encuentran los puntos relacionados con la lengua propia:

  • La lengua catalana, propia de las Illes Balears, tendrá, junto con la castellana, el carácter de idioma oficial.
  • Todos tienen el derecho de conocerla y utilizarla, y nadie podrá ser discriminado por razón del idioma. 
  • Las instituciones de las Illes Balears garantizarán el uso normal y oficial de los dos idiomas, tomarán las medidas necesarias para asegurar su conocimiento y crearán las condiciones que permitan llegar a la igualdad plena de las dos lenguas en cuanto a los derechos de los ciudadanos de las Illes Balears. 

Ley de Normalización Lingüística

La ley de Normalización Lingüística de las Islas Baleares de 1986 expone que:

  • Los objetivos de la ley son: hacer efectivo el uso progresivo y normal de la lengua catalana en el ámbito oficial y administrativo, asegurar el conocimiento y el uso progresivo del catalán como lengua vehicular en el ámbito de la enseñanza, fomentar el uso de la lengua catalana en todos los medios de comunicación social y crear la conciencia social sobre la importancia del conocimiento y del uso de la lengua catalana por todos los ciudadanos.
  • El catalán es la lengua propia de las islas Baleares y todos tienen el derecho de conocer y usarla. Este derecho implica poder dirigirse en catalán, oralmente o por escrito, a la Administración, a los Organismos públicos y a las Empresas públicas y privadas. También, implica poder expresarse en catalán en cualquier reunión y desarrollar en esta lengua las actividades profesionales, laborales, políticas, sindicales, religiosas y artísticas; así como recibir la enseñanza en catalán y también la información en todos los medios de comunicación social.
  • Las manifestaciones en lengua catalana de forma oral o escrita, pública o privada, produce plenos efectos jurídicos y del ejercicio de este derecho no puede derivar ningún requerimiento de traducción ni ninguna exigencia dilatoria o discriminatoria.
  • Nadie podrá ser discriminado por razón de la lengua oficial que use.
  • A fin de hacer efectivos los derechos reconocidos en el articulado de la presente Ley, los poderes públicos han de promover las medidas correspondientes, medidas de cara a la progresiva capacitación del personal de la Administración Pública y de las Empresas de carácter público en las islas Baleares, en el uso de la lengua catalana.
  • En las pruebas selectivas que se realicen para el acceso a las plazas de la Administración en el ámbito territorial de las islas Baleares ha de tenerse en cuenta, entre otros méritos, el nivel de conocimiento de las dos lenguas oficiales, cuya ponderación determinará la Administración para cada nivel profesional.

Decreto de Lenguas

El Decreto de Lenguas, publicado en 2018, asegura que:

  • Todos los empleados públicos de la Comunidad Autónoma deben conocer las dos lenguas en un nivel que les permita desarrollar las funciones de su puesto de trabajo y facilitar al ciudadano el ejercicio de sus derechos lingüísticos.
  • Se insta a los funcionarios y empleados públicos a iniciar de forma prioritaria la conversación con un ciudadano o paciente en catalán.
  •  El Govern debe «adoptar las medidas necesarias para que todo el personal de la Comunidad pueda atender al público en las dos lenguas oficiales.

Código de Deontología Médica

Además del marco legal, el Código de Deontología Médica expone que:

  • El médico debe atender con la misma diligencia y solicitud a todos los pacientes, sin discriminación alguna.