Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tráfico marítimo

El capitán del ‘San Gwann’, tras encallar en el islote de Ibiza: «Tengo un niño que me gustaría evacuar lo antes posible»

Inmediatamente después de enviar la señal de socorro el capitán comunicó por radio: «Tengo a un niño que ha recibido un golpe y tiene un corte con sangre y al que habría que evacuar lo antes posible»

Inmediatamente después de chocar la noche del pasado sábado contra el islote de es Malví Pla, situado a 1,6 kilómetros (0,9 millas) de la bocana del puerto de Ibiza, el capitán del ferri de FRS ‘San Gwann’ reportó por radio el estado tanto del pasaje y la tripulación como del propio barco. Lo hizo por radio y, según varias fuentes, con la central de Salvamento Marítimo.

En esta comunicación de apenas 55 segundos el capitán, del que no ha trascendido el nombre, explica en un tono pausado, hasta tranquilo: «La tripulación está bien. Tengo a un par de tripulantes que tienen algún golpe y los pasajeros...».

Inmediatamente, añade: «Tengo a un niño que ha recibido un golpe y tiene un corte con sangre y al que habría que evacuar lo antes posible». El capitán se refiere al menor que tuvo que ser trasladado de urgencia en helicóptero, junto a otro menor cuyo estado no era tan grave, al Hospital Can Misses. Desde este centro hospitalario y debido a la gravedad de las heridas, fue evacuado al Hospital Universitario de Son Espases, en Mallorca, el único de Baleares que tiene una unidad UCI pediátrica.

El último parte, de ayer, explicaba que se encuentra «estable dentro de la gravedad».

Además, permanecen ingresados en el Hospital Can Misses, por politraumatismos, un varón de 41 años y una mujer de 32, ambos en planta, añaden desde el Área de Salud pitiusa.

«Los demás pasajeros, son 35 y algunos tienen algún golpe en el tórax, en el brazo... Pero que esté mal, el niño, que me gustaría evacuarlo lo antes posible», insiste el capitán.

Agua en un compartimento

A continuación, el capitán narra la situación en la que ha quedado el casco del ferri tras encallar en es Malví pla: «Los compartimentos... Tenemos dos compartimentos dañados, con alarmas de sentina. Los hemos chequeado y hay agua en alguno de ellos, en el segundo compartimento de proa. Todos los demás están bien».

Esta grabación debió producirse poco antes de las diez de la noche, ya que el buque zarpó del puerto de Ibiza a las 21.30 horas y en cuanto superó la línea imaginaria entre el faro de es Botafoc y s’Illa Negra (ubicada justo debajo del Castillo), aumentó la velocidad hasta los 32 nudos.

Fuentes relacionadas con la seguridad marítima explican que la comunicación del capitán respeta fielmente el protocolo de emergencia fijado para accidentes marítimos: primero informar sobre la situación del pasaje y después, sobre el estado de la embarcación.

Con estos datos, los servicios de emergencias pueden diseñar un plan de evacuación de heridos y para garantizar la seguridad del barco.

«Es la secuencia perfecta del protocolo» de emergencias, añaden las mismas fuentes. Antes de todo esto, el capitán debió enviar el correspondiente mensaje de socorro o SOS.

Compartir el artículo

stats