Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis sanitaria

Can Misses reabre los quirófanos con casi 2.500 operaciones pendientes

La actividad quirúrgica de Can Misses ha estado reducida por la pandemia un mes y dos días

Un quirófano de Can Misses visto desde fuera.

El Hospital Can Misses reabrió ayer los quirófanos para operaciones programadas un mes y dos días después de limitar su actividad a las intervenciones urgentes, preferentes y oncológicas por el aumento de casos de coronavirus. «Hoy retomamos la actividad quirúrgica», anunció la gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera, Carmen Santos, a media mañana. «Los datos epidemiológicos y la reducción progresiva de las personas hospitalizadas permiten dar un paso atrás en el plan de contingencia», continuó Santos.

Los quirófanos vuelven a funcionar con más de 2.500 intervenciones pendientes, según los últimos datos de listas de espera del Servei Balear de Salud, actualizados el domingo. Prácticamente cuatro de cada diez de estos 2.469 pacientes llevan más de seis meses aguardando para pasar por el quirófano, según Salud, porcentaje que prácticamente dobla el del total de los hospitales públicos de la Comunitat, donde superan la demora máxima el 22,2% del total de los pacientes que se encuentran en la lista de espera quirúrgica.

Cirugía Ambulatoria, libre de pacientes covid

Que la zona de Cirugía Mayor Ambulatoria quedara libre de pacientes covid (el último ingresado en este espacio se ha trasladado a la UCI de Can Misses) ha sido determinante para poder recuperar la actividad quirúrgica. En un primer momento, de hecho, la intención de la gerencia de Can Misses fue evitar destinar esta zona a enfermos de coronavirus para poder mantener las operaciones que no requieren que los pacientes se queden ingresados. Sin embargo, una semana después de limitar la actividad quirúrgica fue necesario también suspender las intervenciones ambulatorias y este espacio se convirtió, de nuevo, en una unidad de semicríticos, es decir, pacientes que se encuentran graves, pero que no necesitaban estar ingresados en una unidad de críticos y a los que atendían equipos formados por anestesistas, neumólogos, facultativos de Medicina Interna y profesionales de enfermería de quirófano.

Can Misses ha realizado un 67,84% más que en 2020 de este tipo de operaciones que, además, han supuesto dos de cada tres de las intervenciones quirúrgicas del hospital público.

La gerencia de Can Misses detalló ayer que en la actividad quirúrgica general del hospital en los siete primeros meses de este año ha sido un 40% mayor que en el mismo periodo del año pasado: de 2.466 intervenciones a 3.541. De estas últimas la gran mayoría, un 75,9%, han sido programadas y apenas 764 de carácter urgente. A pesar del incremento registrado este año, aún no se ha recuperado el ritmo de 2019, cuando entre enero y julio se realizaron 4.047 operaciones (un 14,3% más).

El plan de recuperación de la actividad del bloque quirúrgico de Can Misses prevé que ésta sea de algo más de un 70% de la capacidad total de las salas de operaciones durante las dos primeras semanas del próximo mes de septiembre. No se alcanzará el cien por cien de la actividad hasta la segunda quincena de este mismo mes. «Iremos aumentándola progresivamente», detalló la gerente del Área de Salud pitiusa. «Habrá cinco quirófanos programados al día de media durante la primera quincena y siete a partir del día 15, la capacidad máxima», indicaron desde la dirección de Can Misses.

Compartir el artículo

stats