Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma del primer cinturón de Ibiza se encarece un 30% por el nuevo acceso al Cetis

El Consell confía en cerrar la financiación con el Estado para licitar la obra a principios de 2022

La reunión del Consell para aprobar el proyecto DI

La actualización del proyecto de reforma del primer tramo del cinturón de ronda de la ciudad de Ibiza, entre las rotondas de ses Figueretes y Can Misses, implica un incremento del presupuesto en torno a un 30%, fundamentalmente por la incorporación de un segundo acceso subterráneo a la estación de autobuses Cetis.

El nuevo proyecto, en el que también se incorporan importantes mejoras en el drenaje de la vía, tiene un coste de poco más de nueve millones de euros y un plazo de ejecución de 15 meses, cuando el proyecto que, en 2011, presentó el entonces conseller insular de Movilidad Albert Prats, de Ibiza pel Canvi, estaba presupuestado en unos siete millones con el IVA.

El vicepresidente primero del Consell, Mariano Juan, se reunió ayer con la primera teniente de alcalde de Vila, Elena López, el segundo, Aitor Morrás, y técnicos de ambas instituciones para explicar los detalles de la nueva propuesta de reconversión de esta carretera en una travesía municipal.

Ahora, el Consell de Ibiza aprobará inicialmente este proyecto y se abrirá un proceso de exposición pública para la recogida de alegaciones, entre ellas las del Ayuntamiento, y que se cerrará con su aprobación definitiva, lo que permitirá sacar las obras a concurso público. Juan explicó que «a principios del año que viene» el Consell podría estar ya en disposición de licitar la reforma de este primer tramo.

Sin embargo, previamente, el Consell tiene que obtener la financiación de esta obra, algo que, con un coste de algo más de nueve millones, «no es fácil». La primera opción es la del nuevo convenio estatal de carreteras que la máxima institución insular negocia con el Gobierno central. Juan reconoció que aún no se ha enviado a Madrid el listado de las nuevas actuaciones previstas en el nuevo convenio, pero avanzó que la reforma del primer tramo del primer cinturón de ronda será «una de las principales».

Tampoco descarta el vicepresidente otras alternativas, como la solicitud de fondos europeos o los de capitalidad de Vila. El objetivo es que la financiación se cierre mientras se tramita la aprobación definitiva del proyecto para no demorar más la ejecución de las obras. «No se aprueban proyectos para que se queden en un cajón y no se ejecuten. No tiene que volver a ocurrir lo que sucedió en legislaturas pasadas. Si se aprueba el proyecto, es para ejecutarlo. Veremos de dónde sale la financiación», recalcó el vicepresidente.

Proyecto presentado en 2009

El Consell presentó a finales de 2009 el anteproyecto de la reconversión de este primer tramo del primer cinturón de ronda. Entonces, ya se dijo que el coste de la reforma integral, desde la rotonda de Can Sifre (avenida de Sant Josep) hasta la del puerto, ascendía a 23 millones de euros y que las obras se ejecutarían por fases.

En julio de 2010, el entonces presidente del Consell, Xico Tarrés, firmó con su homólogo en el Govern, Francesc Antich, un convenio de carreteras por valor de 23 millones y anunció que en 2011 se iniciarían las obras de la primera fase, entre las rotondas de Can Misses y ses Figueretes.

Mariano Juan explicó que el carril para bicis que incorpora la reforma (discurrirá por el bulevar de 14 metros de ancho de media que se situará entre los dos carriles de cada sentido) tendrá continuidad con otro proyecto en el que trabaja el Ayuntamiento. El vicepresidente indicó que a partir de la glorieta de Can Misses el vial para bicicletas enlazará con otro que se situará por detrás de una calle y por el lado de ses Figueretes conectará por el oeste con la pasarela de la avenida de Sant Josep. La primera teniente de alcalde no quiso dar más detalles sobre este proyecto de carril bici hasta que su presentación.

La reforma de este tramo del primer cinturón incluye las conexiones con todas las calles que desembocan en esta carretera. «El primer cinturón debe dejar de ser una frontera», dijo Juan. Por su parte, la primera teniente de alcalde de Vila dijo que «grosso modo este proyecto es el mismo que el de 2011 que ya fue consensuado, con algunas actualizaciones». «Hay que ver ahora si se contempla lo que hemos pedido en los últimos años y si es acorde a la línea actual de nuestra ciudad», dijo.

El plano del proyecto de la estación de autobuses DI

El túnel de entrada a la estación de autobuses

Como se puede ver en el plano de arriba, se incorporará en el bulevar una rampa descendente para los autobuses, que entrarán en el Cetis por debajo del primer cinturón. La salida será la actual y los vehículos, con un semáforo, se incorporarán directamente a la avenida. No habrá carril de incorporación, como ahora. En la imagen superior, los representantes del Consell y el Ayuntamiento en la reunión celebrada ayer para presentar el proyecto. 

Compartir el artículo

stats