Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell de Ibiza da el visto bueno a las obras de la nueva depuradora de Portinatx

Los técnicos consideran que no es necesaria la tramitación de la declaración de interés general de la planta

Puerta de acceso a la depuradora de Portinatx.

El Consell de Ibiza da vía libre a la construcción de la nueva depuradora de Portinatx que promueve el Ayuntamiento de Sant Joan. Los técnicos de la institución consideran que el hecho de que esta infraestructura figure en el Plan Hidrológico de Balears exime de la necesidad de que para su ejecución, previamente, se tenga que tramitar la declaración de interés general.

Además, se da la circunstancia de que los técnicos también consideran que el informe aprobado por la Comisión de Medio Ambiente de Balears incluye un estudio sobre el impacto territorial de esta planta y, por tanto, no es necesario que el Consell deba pronunciarse sobre esta cuestión.

Con esta decisión, según informa la institución insular a través de un comunicado, el Consistorio puede seguir adelante con la licitación de las obras.

Tal como avanzó este diario en marzo de este año, la Comisión dio el visto bueno a la declaración de impacto ambiental de la nueva depuradora de Portinatx, que se prevé financiar a medias entre el Govern balear, con fondos del impuesto de turismo sostenible, y el Consell. Con este trámite, el Ayuntamiento de Sant Joan logró desbloquear este proyecto que empezó a tramitar en el año 2014.

La nueva infraestructura se construirá en la misma ubicación que la actual. Con una superficie de 3.506 metros cuadrados, la futura depuradora ocupará 2.018 metros cuadrados fuera del ámbito de la actual. Se prevé construir un único edificio de una sola planta (de 27,15 y 12,35 metros y una altura sobre rasante de entre cinco y siete metros), donde se ubicará tanto la parte noble de las instalaciones como la industrial.

El proyecto contempla el uso de las conducciones de aguas residuales actuales y el emisario submarino porque «se encuentran en buen estado y tienen capacidad suficiente para los caudales previstos», según el proyecto. La zona de costa donde vierte el emisario submarino, entre Cap des Mossons y Punta Grossa, presenta un estado ecológico «bueno». El Ayuntamiento, no obstante, tiene la obligación de solicitar la concesión de ocupación de dominio público marítimo-terrestre para legalizar esta canalización.

El vicepresidente primero del Consell, Mariano Juan, destaca que «cuando la institución gobierna de cara a los ayuntamientos y no de espaldas, y cuando la máxima que impera es la de reducir trámites en todo lo que permita la ley, se consiguen resolver expedientes de los que se lleva hablando muchos años, y que son necesarios para mejorar el día a día de la ciudadanía en general, y en este caso, de todos los que viven en la localidad de Portinatx».

Compartir el artículo

stats