Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bautismo de buceo en familia

Dos grupos de todas las edades disfrutaron ayer de esta actividad en Platja d’en Bossa con motivo de las Festes de la Terra

16

Bautizo de buceo en familia J.A. Riera

Respirar bajo el agua, moverse como peces y tener muchas ganas de divertirse son las tres claves que Jaume Torres, propietario de Anfibios Ibiza, dio ayer a los grupos que participaron en el bautizo de buceo en Platja d’en Bossa. La actividad, que se desarrolló entre las 9.30 y las 12.30 horas y fue organizada por el Ayuntamiento de Ibiza, formó parte del programa de las Festes de la Terra.

El grupo camina hacia la orilla de la playa con el equipo para practicar antes de la inmersión. J.A. Riera

Tener más de ocho años era el requisito para participar en la actividad. «Con esta inmersión permitimos que la gente que nunca ha probado el buceo descubra la posidonia de la isla», explicó Torres. Los grupos se dividieron en dos turnos, ambos con cuatro personas, «para garantizar las medidas sanitarias y, además, para que los participantes gocen de mayor atención en el agua», señaló el responsable.

Las familias disfrutan en el agua y aprenden a respirar con las botellas de oxígeno. J.A. Riera

A las nueve y media de la mañana, el primer grupo recibió una explicación teórica sobre las bases del buceo. «Antes de nada es importante que los participantes sepan cómo usar el equipo correctamente y cómo resolver problemas que pueden darse bajo el agua, como que se llene la máscara de agua», indicó Torres. Además, el responsable detalló que, «los tres objetivos esenciales en la primera inmersión son: aprender a respirar debajo del agua, moverse como peces con ayuda del equipo y divertirse».

A las once de la mañana, los asistentes se acercaron con más ganas que nunca a la orilla para adentrarse en el mar y descubrir la posidonia. Silvia, una madre que acudió al bautismo de buceo con su hijo Samuel, estaba nerviosa pero ilusionada. «Me parece una iniciativa muy interesante y muy útil para conocer el medio acuático y para poder disfrutar de él con respeto al ecosistema», detalló la madre.

En la orilla, los cuatro participantes del primer grupo practicaron movimientos básicos del buceo, como la respiración con el equipo y también se calzaron las aletas. «Cuando cojáis confianza, nos subiremos en la lancha para adentrarnos un poco y poder bajar. Depende de cómo os sintáis podréis bajar a más o menos profundidad, hasta llegar a 12 metros como máximo», explicó Torres al grupo.

En cuanto al temor a la hora de sumergirse, Torres detalló que «es normal sentirlo, porque no es el ambiente del ser humano». A pesar de ello, el responsable indicó: «Queremos que la gente participe y se divierta, que los asistentes vean que es seguro y que pueden confiar tanto en el equipo de buceo como en los expertos en buceo».

El programa de las fiestas patronales incluye la posibilidad de volver a disfrutar del bautizo de buceo el próximo jueves 19 de agosto de 9.30 a 12.30 horas, también en Platja d’en Bossa.

Compartir el artículo

stats