Economía | La crisis desatada por la pandemia

La venta de viviendas se hunde un 35%

Viviendas del centro de Ibiza, en una imagen de archivo.

Viviendas del centro de Ibiza, en una imagen de archivo. / J.A Riera

José Miguel L. Romero

José Miguel L. Romero

De la misma manera que la venta de vehículos se ha detenido casi en seco como consecuencia de la incertidumbre generada por la pandemia, la de inmuebles no consigue recuperarse del batacazo de 2020 y ya empezó enero con el peor dato de las Pitiusas desde del año 2007, según la estadística publicada esta semana por el Ibestat. Es la primera vez en 14 años que no se supera el centenar de viviendas. En Mallorca también cae, pero en un porcentaje inferior, el 28%. Y hay allí precedentes peores (de 2009 a 2012).

En total, se transmitieron en enero un total de 234 viviendas, 94 en compraventa, ocho mediante donaciones (dos más que en 2020), 11 en permuta (ninguna hace un año), 16 en herencia (siete 12 meses antes) y 105 por otros procedimientos. Llama la atención el número de permutas (intercambio de propiedades inmobiliarias entre dos particulares sin mediar dinero en ese cambalache), pues en todo el año 2020 se tramitaron tres, y en 2019, sólo cinco. En todo 2018 hubo 10, y 11 en los 12 meses de 2014. Como se explica en el portal de la financiera ING, puede darse la permuta «por necesidad de cambio de lugar de residencia, por traslado de trabajo, por cambiar a una casa más grande o más pequeña, o simplemente por querer mudarse a una casa distinta». Lo difícil es encontrar «la media naranja», pero parece que en enero de 2021 hubo muchos amores a primera vista

Suscríbete para seguir leyendo