Formentera

Córdoba critica la «pinza» de Sa Unió y la oposición para echarle del Consell de Formentera

El presidente denuncia que Gxf, el PSOE y los conservadores «hicieron un frente común» contra él en la adjudicación de los quioscos de playa

El PSOE pedirá en el pleno la destitución de Gabriel le Senne

Un momento del pleno del mes de abril, en el que se trató la adjudicación de los quioscos de playa.

Un momento del pleno del mes de abril, en el que se trató la adjudicación de los quioscos de playa. / C.C.

Carmelo Convalia

Carmelo Convalia

El presidente del Consell de Formentera, Llorenç Córdoba, acusa a los consellers de Sa Unió y de la oposición (GxF y PSOE) de hacer una «pinza» para expulsarlo de la presidencia de la Institución. Considera que ante esta situación, «la ciudadanía se tiene que preguntar por qué a todos los grupos políticos les interesa echar al presidente elegido democráticamente».

Para Córdoba, es «sorprendente» que tanto Sa Unió como la oposición hayan hecho un frente común contra él «en el momento en que toqué el tema del pliego de condiciones de los quioscos de playa», lo que les llevó a votar juntos que se adjudicaran a las opciones mejor valoradas, «pese a los informes tanto internos como externos que lo desaconsejaban». Justamente por esta cuestión, sus excompañeros de Sa Unió le denunciaron el pasado mes de mayo como presunto autor de los delitos de «cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, negociaciones prohibidas a los funcionarios y tráfico de influencias».

Moción de censura

Sobre la posibilidad de que prospere la moción de censura planteada por GxF, junto al PSOE y Compromís, el presidente asegura que, «en caso de que los tres consellers de este partido salieran de Sa Unió para votar junto a los grupos de la oposición, pasarán a ser consellers no adscritos, por lo que no podrán ser consellers del equipo de Gobierno», a pesar de que ya han renunciado a sus cargos, salvo Artal Mayans.

Córdoba se defiende: «Yo he demostrado que sé ceder y ser flexible en una negociación», y recuerda su última propuesta en la que aceptaba la vuelta de José Manuel Alcaraz. Pero en su opinión, «los consellers de Sa Unió han demostrado todo lo contrario».

Esta coalición del PP y Compromís rechazó de plano las propuestas que hizo el presidente tras el anuncio de GxF de plantear una moción de censura. Sa Unió reiteró, una vez más, tal y como lo viene haciendo en los últimos meses, que la única solución a la crisis de gobierno que dura ya siete mese es la dimisión de Córdoba.

Actitud hipócrita

En esa línea, el presidente del Consell critica la «actitud hipócrita» de los consellers de Sa Unió al rechazar su última propuesta, por la que volvería a admitir en el equipo de Gobierno a José Manuel Alcaraz, lo que según asegura era el único punto que querían tratar en las negociaciones hace un par de semanas. «Lo único que querían es que volviera a entrar Alcaraz como conseller, y ahora que accedo a su única pretensión por el bien de la gobernabilidad del Consell la rechazan, como todas mis propuestas anteriores. Esto, lo único que hace es poner en evidencia que desde Sa Unió solo se busca la parálisis de la institución».

Asimismo, indica que la negativa de todos los grupos a participar en una Junta de Gobierno en la que estén representados todos los partidos políticos que tienen representación en el pleno, tal y como propuso como segunda opción, responde únicamente a su voluntad de «bloquear la institución y de tratar de coaccionarle» para que dimita de su cargo.

El presidente aprovecha para dejar claro que «no lo voy a hacer porque aún no me han puesto sobre la mesa ningún motivo».

«El pueblo decidió que gobernara Sa Unió con mayoría absoluta y que PSOE y GxF se quedaran en la oposición. Este es el mandato del pueblo y es lo que yo, como presidente, voy a mantener», insiste una y otra vez.

El pleno del jueves

Por otra parte, la ejecutiva del PSIB-PSOE se reunió el pasado lunes y «acordó iniciar conversaciones con GxF para estudiar la posibilidad de realizar una moción de censura en el Consell».

Pero para aclarar eventuales dudas, también van a realizar una consulta a servicios jurídicos externos por si es viable administrativamente llevar a cabo esa moción de censura». Añaden que si existe esa posibilidad, «convocarán una asamblea con sus afiliados para tomar la decisión»

Por otra parte, el grupo socialista de Formentera presentará este jueves en el pleno del Consell una propuesta que pide la destitución del presidente del Parlament balear, Gabriel le Senne, de Vox, «por los ataques que protagonizó el pasado martes contra las diputadas socialistas Mercedes Garrido y Pilar Costa durante la sesión en la que derogaron la Ley de Memoria Democrática».

Los socialistas condenan «la actitud cómplice y cobarde» del diputado de Formentera, Llorenç Córdoba, que como Marga Prohens y todo el PP de las islas, «se está plegando a las imposiciones de Vox». Entienden que la abstención de Córdoba en el Parlament a la hora de votar «no es más que un acto de cobardía y un insulto a las víctimas, familiares y ciudadanía en general de Formentera». Para el conseller del PSOE, Rafael Ramírez, «es inadmisible y una bajeza democrática el intento de justificación de Córdoba por su abstención».

«Córdoba y el PP han abandonado la defensa de los derechos humanos, asumen una vez más los postulados de la ultraderecha, venden la democracia y blanquean el discurso ultraderechista de Vox», advierte.

Los socialistas recuerdan que «en estas islas, y especialmente en Formentera, se habían empezado a cerrar heridas, y ahora vuelven a sangrar con actuaciones fascistas como esta y la derogación de una ley necesaria para la democracia».

Por otra parte, los socialistas lamentan no presentar más propuestas de gestión al pleno de este jueves, tal y como suele ocurrir en circunstancias normales, porque aseguran que la institución «se encuentra en paro técnico y totalmente paralizada» tras la disolución de la Junta de Gobierno. Consideran que, «en primer lugar, se debe trabajar para desatascar esta gravísima y vergonzosa situación».

Preguntas

En cambio, el grupo socialista hará preguntas y entre ellas quiere saber «cuándo se convocará la comisión del Código ético para analizar la grave crisis institucional que ha provocado el equipo de gobierno». También se dirigirá al presidente para saber «si se considera capaz de liderar el equipo de gobierno y cuál es el motivo para mantenerse en la presidencia si no es capaz de desbloquear la situación de crisis institucional que estamos viviendo».

También se interesarán por el cierre de la cafetería del Polideportivo Antoni Blanc; por las actuaciones de mejora realizadas en la Savina el primer año; la falta de controladores de la zona azul; las reuniones del presidente con el sector ganadero y pesquero o si este año está previsto otorgar y celebrar el acto de entrega de las distinciones honoríficas del Consell.