Artal Mayans se incorpora a la conselleria y no aclara si se une a sus compañeros de Sa Unió y renuncia al cargo

"La situación es delicada, no es cómoda para nadie y no es sensato hacer movimientos en falso desde mi posición", justifica para no aclarar su situación

El conseller, en su despacho en una imagen de archivo.

El conseller, en su despacho en una imagen de archivo. / Carmelo Convalia

Carmelo Convalia

Carmelo Convalia

El conseller de Turismo y Vivienda de Formentera, Artal Mayans, se ha reincorporado hoy al trabajo en su despacho del Consell con normalidad. Es el único conseller de los ocho de Sa Unió que el pasado viernes no firmó su carta de renuncia a sus responsabilidades de gobierno, y que anunció que se tomaba este fin de semana "para pensárselo y que el lunes dimitirá", según anunció entonces Óscar Portas, portavoz de Sa Unió, partido con el que los conservadores ganaron hace un año las elecciones con el presidente Llorenç Córdoba como candidato. La renuncia de los consellers, en total enfrentamiento con Córdoba desde el pasado mes de noviembre y que deja a la deriva a la institución insular, solo afecta a sus áreas de responsabilidad, ya que ninguno de ellos ha dejado su acta de conseller, por lo que siguen formando parte del pleno insular.

Artal Mayans, en su despacho del Consell en una imagen de archivo.

Artal Mayans, en su despacho del Consell en una imagen de archivo. / Carmelo Convalia

Esta mañana, con ese plazo del fin de semana ya vencido, Mayans no ha aclarado si seguirá al frente de Turismo y Vivienda. Según ha explicado a Diario de Ibiza, no hará declaraciones: "La situación es delicada, no es cómoda para nadie y no es sensato hacer movimientos en falso desde mi posición".

Mientras, el portavoz de Sa Unió tiene previsto entrevistarse esta mañana con el secretario de la institución para recabar información sobre la actual situación de parálisis y bloqueo ejecutivo de la institución insular, tras la renuncia el pasado viernes de siete de los ocho consellers de esta coalición, formada por PP y Compromís.

En la carta de renuncia, firmada el pasado viernes ante el secretario de la institución, los consellers justificaron su decisión por "la pérdida de confianza de todos los consellers del equipo de gobierno hacia el presidente, así como la falta de impulso del presidente en sus áreas o la toma de decisiones unilaterales continuada".