Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una sentencia del TSJB anula la adjudicación de la dársena de Poniente de la Savina

La anterior concesionaria, Marina de Formentera, presentó un recurso contencioso administrativo

Dársena de poniente del puerto de la Savina cuando era de Marina de Formentera. C.C.

La Sala de los Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Balears ha dado la razón a la empresa Marina de Formentera, que gestionaba la dársena de poniente del puerto de la Savina hasta octubre del pasado año. Esta compañía interpuso un recurso contencioso administrativo en el que pedía medidas cautelares al tribunal para anular el concurso de la APB que adjudicó esta marina a Port Med Formentera.

Ahora, la sentencia estima la petición de esas medidas cautelares, «consistente en la suspensión de la ejecutividad del pliego de bases EM 584-2 y del pliego de condiciones que regulaban el concurso». También ordena el TSJB que «se adopte la suspensión de los actos dictados por la APB en desarrollo y ejecución del concurso regulado por el pliego impugnado y, en especial, el otorgamiento de la autorización por el presidente de la APB».

Añade el fallo que para «someter la eficacia del auto se debe prestar una garantía, en cualquiera de las formas admitidas en Derecho y en el plazo máximo de un mes a contar desde la notificación del auto a las partes». Esta garantía la debería aportar la parte actora, es decir, Marina de Formentera, y sería «equivalente al importe de la cuantía anual de la tasa de ocupación durante los tres años de vigencia máxima de la autorización objeto del concurso (507.786 euros por tres, lo que arroja la suma de 1.523.360 euros), a fin de cubrir los posibles perjuicios que la suspensión ocasione al interés público».

El presidente de Marina de Formentera, Ángel Bustos, explicó a Diario de Ibiza que están a la espera de lo que diga la APB. Sin embargo, fuentes de este organismo señalaron ayer que aún no habían recibido al notificación de la sentencia. En el momento en que la reciban, tendrán un plazo de cinco días para presentar un recurso de reposición ante la sala.

Bustos manifestó: «La sentencia anula el concurso, luego entiendo que ahora no hay autorización administrativa. Lo único es que tenemos que poner una garantía de medio millón por año para tomar posesión de la autorización, pero no sé nada más».

Este empresario reconoció que «ahora estamos pendientes de lo que vaya a hacer la APS; no sé qué y, sinceramente, no sé descifrarlo».

Añadió que lo peor «es la inseguridad e incertidumbre que les queda a los usuarios y clientes, es lo que más me preocupa porque hay gente que ha pagado, como yo mismo, que he pagado el cien por cien por adelantado por tener mi barco allí». Indicó que a su juicio, tras esa sentencia «es la Autoridad Portuaria la que tiene que empezar a mover hilos».

Sobre la disposición de su empresa a poner la garantía de 1,5 millones de euros, señaló: «No lo sé, el abogado está haciendo las consultas pertinentes y estudiando a fondo qué salidas tomar, ya que la APB puede poner un recurso de reposición y luego incluso puede ir a casación», precisó.

Los antecedentes

El 22 de abril de 2022, Marina de Formentera presentó recurso contencioso ante el TSJB en el que pidió la suspensión del acuerdo de la APB por el que le fue denegada la prórroga que reclamaba por lo menos durante tres años y medio más. A finales de mayo, Ángel Bustos avanzó que no dejaba la instalación y la siguió explotando hasta que finalmente abandonó la dársena el 1 de octubre del pasado año. Es decir, que Marina de Formentera estuvo ocupando y gestionando la instalación portuaria durante los cuatro meses de la pasada temporada sin el título habilitante necesario.

Entonces fue cuando entró la nueva empresa, Port Med Formentera, que ganó el concurso de la APB ahora anulado para la gestión durane dos años más uno de prórroga de esa dársena.

Compartir el artículo

stats