Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota de los residentes en Formentera debe reducirse en un total de 2.316 vehículos

El Consell considera que los residentes también deberían aportar su parte en el Formentera.eco

Asistentes a Consell d'Entitats sobre la regulación de entrada de vehículos CIF

El conseller de Movilidad de Formentera, Rafael González, presentó anoche ante el Consell d’Entitats el balance de la campaña de regulación de la entrada de vehículos, Formentera.eco 2022, «de la que se han cumplido todos los objetivos», aseguró.

Destacó que en estos momentos los vehículos de residentes, que no están sujetos a la regulación, suman 11.056 unidades, cuando la cifra ideal para evitar la saturación en las carreteras sería de 8.740 vehículos. Es decir, que sobran 2.316 coches de residentes para llegar a ese equilibrio deseado en la red viaria insular. «Nuestro objetivo también es bajar el número de vehículos de residentes, pero como se puede ver no están bajando ya que muchos no estaban dados de alta. El objetivo es reducir esa flota de forma natural, sin forzar; los residentes deberíamos también aportar nuestra parte con esa reducción de la flota» de vehículos, apuntó.

Respecto a este año, el número máximo de vehículos autorizados a circular, de turistas y de la flota de alquiler, que son los que están sujetos a regulación, fue de 10.522 al día, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, periodo en el que se aplicó la regulación este año. El techo establecido para esta temporada era de 10.956 vehículos. No obstante, los cupos de vehículos de turistas y de ibicencos, incluidas motos, se agotaron algunos días del mes de agosto, mientras que se llegó al tope fijado en cuanto a motos de visitantes.

Si se suman los vehículos de residentes y de los que están sujetos a regulación, este año se autorizaron 21.578, cuando el techo sería de 19.696.

La propuesta para 2023, que se planteó a los representantes ciudadanos, que tienen una semana para consultar y decidir, es la de seguir bajando el cupo de vehículos autorizados en un 4%, para alcanzar una reducción del 16% respecto a 2020, año en el que se empezó a aplicar la regulación.

En cuanto al plazo de aplicación, la propuesta para el próximo verano es ampliarlo del 1 de junio al 30 de septiembre, o mantener el calendario. Respecto a la tasa, se plantea duplicarla entre el 15 de julio y el 30 de agosto o dejarla como está actualmente.

Compartir el artículo

stats