Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los turistas de Formentera siguen criticando los elevados precios

El gasto medio por visitante y día de este verano, sin contar el viaje y el alojamiento, asciende a 98 euros, uno menos que en 2021. Las playas y la tranquilidad son los valores mejor puntuados y en la parte negativa señalan el exceso de gente, de ruido y la mala cobertura wifi

Los representantes del sector turístico asistieron ayer al resumen de datos. C.C.

Formentera sigue atrayendo visitantes por sus playas, su naturaleza, su tranquilidad, su gastronomía y por ser el lugar ideal para disfrutar entre amigos. Estas son algunas de las conclusiones de la encuesta realizada a 2.510 turistas a lo largo de este verano por el Observatorio de Datos de la isla, dependiente de la conselleria insular de Turismo. En la parte negativa están las quejas por la relación calidad precio, es decir, por los precios excesivos, el exceso de gente, de tráfico y de ruido, la mala cobertura wifi y la suciedad en pueblos y playas.

Alejandra Ferrer, vicepresidenta del Consell y responsable de turismo presenta los datos. | C.C.

Estas conclusiones se expusieron durante la reunión convocada con el sector turístico y abierta a la ciudadanía para presentar el barómetrode esta temporada, que está disponible en la correspondiente página web.

En cuanto a los niveles de ocupación, se mantuvieron igual que el pasado año, sin muchas variaciones, y coinciden con los datos aportados por la Federación Hotelera, según avanzó la consellera de Turismo, Alejandra Ferrer.

Respecto al gasto medio por persona y día, sin contar el viaje y el alojamiento, se sitúa en 98 euros, uno menos que el pasado año.

La encuesta ha sido realizada mayoritariamente en el puerto de la Savina y entre los encuestados, se diferenciaron los turistas y los visitantes de un solo día.

En ese sentido, la consellera ofreció el dato de que de los más de 960.000 turistas que eligieron Formentera para pasar sus vacaciones, unos 681.815 fueron visitantes de un día y 282.328 pernoctaron en alguno de los establecimientos de la isla. Precisamente, la estancia media de los visitantes este verano ha superado los cinco días.

Por nacionalidades, la española sigue siendo mayoritaria, con un 39%, seguida de la italiana, con un 28%. Los mercados alemán, francés e inglés han tenido una buena representación hasta alcanzar el 17% si se suman las cifras de las tres nacionalidades.

En el apartado de otros mercados, con un 16% de representación, se encuentran otras nacionalidades. En este punto, Alejandra Ferrer detalló: «Hemos recuperado mercados internacionales que a causa del covid se habían perdido y ahora han vuelto a visitarnos, y así tenemos un mercado más diversificado». Y señaló especialmente el auge de los visitantes portugueses.

Entre 18 y 44 años

En cuanto a los grupos de edad, el 63% de los turistas tienen entre 18 y 44 años, con la presencia de más mujeres (55%) que de hombres (45%), y generalmente lo hacen acompañados de la pareja (40%), con amigos (29%) o en familia (28%).

La consellera explicó que la finalidad de este barómetro sobre el turismo que visita la isla «es averiguar precisamente el grado de satisfacción de nuestros visitantes y comprobar en qué puntos debemos mejorar, tanto la institución como los empresarios».

Un año más, los elementos mejor valorados fueron las playas, el paisaje, el contacto con la naturaleza, la tranquilidad, el clima, la facilidad de información y seguridad, así como la cocina local.

Por el contrario, los elementos peor valorados han sido la relación calidad-precio, la conexión wifi, el nivel de tráfico, el exceso de ruido y el nivel de limpieza.

Es curiosa la contradicción que se aprecia cuando se valora como un factor altamente positivo la tranquilidad y como factor notablemente negativo el exceso de gente y de ruido.

Grado de satisfacción

En general, el grado de satisfacción del turista respecto a sus espectativas iniciales sigue siendo excelente y alcanza un 93,8%. No obstante, este factor ha descendido respecto al de 2021 en un 5,4%.

Alejandra Ferrer relacionó esta bajada de la satisfacción global de los turistas sobre todo con las quejas crecientes en relación a la relación calidad-precio y con la sensación de exceso de gente y saturación debida, en gran parte, al creciente número de excursionistas de un día que visitan isla durante el verano.

Respecto al gasto por turista, el 53% de los entrevistados afirma que se dejó en la isla durante su estancia entre 50 y 100 euros por persona y día, un 18%, entre 101 y 150 euros. Esta última franja, de máximo consumo, ha crecido un 5% respecto a 2021.

Compartir el artículo

stats