La Audiencia absuelve al expresidente de Formentera Jaume Ferrer y a Bartomeu Escandell en el caso Punta Prima

El tribunal condena a las costas del juicio al empresario Leo Stöber, que anuncia que recurrirá ante el Supremo

Leo Stöber de pie poniénndose la toga de abogado y de espaldas Escandell y Ferrer, el último día del juicio

Leo Stöber de pie poniénndose la toga de abogado y de espaldas Escandell y Ferrer, el último día del juicio / Europa Press

Carmelo Convalia

Carmelo Convalia

La Audiencia Provincial de Balears ha absuelto al expresidente del Consell de Formentera, Jaume Ferrer, y al actual conseller insular de Hacienda, Bartomeu Escandell, de los delitos de prevaricación y falsedad de los que les acusaba el empresario Leo Stöber, de la empresa Sunway, propietaria del complejo turístico de Punta Prima.

El propio Jaume Ferrer ha dado la noticia al tener conocimiento de la sentencia, que le ha comunicado su abogado, aunque todavía no ha accedido al texto, que según explica condena a Stöber al pago de las costas derivadas del juicio. La Fiscalía pidió la libre absolución al no apreciar delito en las actuaciones de los políticos.

Jaume Ferrer no esconde su satisfacción: “Estamos contentos pero no sorprendidos ya que siempre hemos mantenido que habíamos actuado de forma correcta. El procedimiento penal que inició el empresario Stöber era de una temeridad manifiesta y así lo ha considerado la Audiencia Provincial que le condena en costas”, apunta el expresidente insular.

Por su parte, Stöber ha avanzado a Diario de Ibiza que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo, ya que considera que las decisiones de los ahora absueltos respecto a su proyecto de urbanización de Punta Prima impidieron su desarrollo y por lo tanto le perjudicaron.

El empresario ya retiró durante en la penúltima sesión del juicio todas las acusaciones contra los otros dos exconsellers, Sonia Cardona y Pep Mayans, que junto a Ferrer y Escandell formaban parte del equipo de gobierno de GxF cuando fueron aprobadas las Normas Subsidiarias, actual Plan Territorial Insular, en 2010.

Los terrenos en los que la empresa Sunway quería desarrollar la segunda fase de su ciudad de vacaciones fueron incluidos, junto a otros, en la zona periférica de protección del Parque Natural de ses Salines. Entonces, el recién creado Consell de Formentera, en su normativa urbanística de 2010, calificó los terrenos que quería urbanizar la promotora como «espacios libres públicos de cesión gratuita al Consell y por lo tanto no edificables».