Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Ninguna familia está preparada para perder a un hijo»

La familia de Sofi Adamo, fallecida junto a su pareja Mathieu en accidente de tráfico en Formentera en 2019, coloca dos cruces en la carretera PM-820 en su memoria

Priscila Adamo, Gabriela Alonso y Nehuen Adamo, familia de Sofi Adano, delante del establecimiento donde se alojó en 2019 C.C.

La familia Adamo Alonso ha viajado más de 10.000 kilómetros, desde Buenos Aires hasta Formentera, para recorrer los lugares por los que pasó Sofi Adamo Alonso en el verano de 2019 antes de que fuera embestida, junto a su pareja Mathieu, cuando circulaban en moto por un coche cuyo conductor iba ebrio. Era la una y media de la madrugada del 5 de agosto, ella falleció prácticamente en el acto y él fue trasladado al Hospital de Can Misses , donde a las pocas horas también murió. Sofi trabajaba ese verano en el Hotel Riu la Mola.

La necesidad de esta familia de cerrar el duelo es lo que les ha traído a la isla y han aprovechado para colocar en el punto kilométrico 10 de la carretera PM-820 dos cruces en recuerdo de los jóvenes que fallecieron a los 30 y 32 años respectivamente.

La visita no ha sido casual, ya que han aprovechado que el correspondiente juicio, tras tres años de espera, se celebra hoy en el Juzgado número 2 de Eivissa.

El conductor que provocó el accidente era un trabajador de temporada que dio una tasa de alcohol de 0,65 miligramos por litro de aire espirado en el momento del siniestro. Está acusado de un presunto delito de homicidio imprudente grave. Tanto la familia como la Fiscalía del Estado piden para él una pena de seis años, la máxima que permite en estos casos el ordenamiento jurídico.

La familia colocó dos cruces en el lugar donde fallecieron Sofí y Mathieu en 2019. | FAMILIA ADAMO ALONSO

Sin rencor

La entereza de esta familia es lo primero que llama la atención. La madre, Gabriela Alonso, explica: «Al estar tan lejos teníamos una necesidad interna de conocer los lugares por donde había pasado Sofi para ver todo lo que ella vivió, ella estaba feliz en la isla, estaba muy contenta». Ese periplo les ha llevado a visitar el Hotel Riu, donde trabajaba y donde fueron recibidos por la directora, Silvia Castro: «La calidez humana que hemos recibido es impresionante, allí donde vamos siempre recuerdan el caso y a Sofi, lo mismo nos pasó con Julián de la Fonda Pepe, donde se alojaba, todo ha sido muy fuerte para mí pero era una necesidad». También acudieron a Cala Saona para ver la puesta de sol que tantas veces les describió Sofi y no se olvidaron de ir a es Caló des Mort (Migjorn) uno de los rincones favoritos de su hija.

Esta madre se abre en canal para expresar lo que siente: «Cuando se te muere un hijo lo piensas todos los días, es lo primero que piensas cuando te levantas, es como un duelo interminable, te puedes imaginar tu propia muerte, pero cuando te dan la noticia de la muerte de tu hijo no estás preparada, es un puñetazo muy fuerte y lo sientes día a día».

Cuando surge la pregunta de qué esperan del juicio de hoy en Eivissa, Gabriela, que está en contacto con la madre de Mathieu, afirma: «Esperamos justicia, yo no tengo ni rencor ni odio hacia Silverio [nombre de la persona acusada] a pesar de que me ha hecho pasar por la situación más traumática de mi vida, pero no tengo rencor». Añade que esta persona tiene que ser consciente de que «mató a dos personas de 30 y 32 años, destrozó sus vidas y la de sus familias y todos sus sueños, que vaya preso y que pague por eso». «La mamá de Mathieu también está sufriendo un montón», añade.

Más seguridad vial

Su hijo, Nehuen, interviene para recalcar que con su testimonio lo que pretenden es que «esto no vuelva a pasar. Aunque no vivamos aquí estamos al tanto, y nos enteramos de los accidentes que hay en esta carretera». Por eso cuestiona «la falta de iluminación en la carretera y de medidas de seguridad para minimizar al máximo este tipo de hechos o directamente que no ocurran y más controles de alcoholemia». Opina que estos aspectos deberían abordarse por parte del Consell: «si uno recorre la PM-820 vas viendo cruces en memoria de la gente que ha fallecido en la carretera, es por eso que también buscamos, además de que se haga justicia, que se tome conciencia y medidas».

Gabriela Alonso conoce el caso del joven formenterés de 16 años Iván Verdera Ferrer, que fue arrollado el pasado 29 de agosto por un coche en la PM-820 y que falleció al día siguiente en Can Misses: «Lo que yo he pasado no se lo deseo a nadie, tienes que aprender a vivir con ese dolor y cuando me entero de un accidente revivimos el dolor de la familia que lo sufre, por eso me gustaría conectar con Carmen, que es la mamá de Iván, porque creo que es importante que las madres de las víctimas de tráfico estén unidas para poder cambiar un poco las leyes».

Compartir el artículo

stats