Suscríbete Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un septiembre flojo en una «extraña» temporada turística en Formentera

El presidente de los hoteleros, Juanma Costa, reclama un plan estratégico para definir el modelo de turismo a corto y medio plazo. La dificultad de encontrar personal cualificado en el sector por la falta de vivienda lastra una temporada «buena, pero irregular»

Turistas paseando en este mes de septiembre por Sant Francesc Xavier. C.C.

Cuando queda poco más de un mes para que la temporada turística concluya, el presidente de la Asociación hotelera de Formentera, Juanma Costa, reconoce que «ha sido buena», en términos de ocupación, «pero también extraña e irregular», siempre a la espera de los datos de final de temporada. En cambio avanza que el mes de septiembre ha estado por debajo de las expectativas que en principio se manejaban.

Juanma Costa, en una imagen de archivo. C.C.

«Podemos definir la temporada como buena, según los datos que manejamos, pero también como extraña e irregular, es cierto que no estamos en los niveles de 2018, pero estamos solo un poco por debajo de los datos de 2019, muy poco», afirma Costa.

"Podemos definir la temporada como buena, según los datos que manejamos, pero también como extraña e irregular"

decoration

De hecho, indica que el sector está más preocupado por la evolución que está teniendo este mes: «Septiembre nos empieza a preocupar, vemos que no será bueno y octubre ya veremos, pero si la tendencia de septiembre ya es descendente creo que lo será también en octubre».

El presidente de la patronal hotelera explica que los calificativos de «extraña e irregular» para la temporada tienen que ver con la reducción de las estancias «que son cada vez más cortas». En este sentido apunta: «Como podemos leer en los medios, las compañías de barco traen cada vez más y más pasajeros, pero, en cambio, la ocupación no sube, lo que demuestra que viene mucha más gente, pero para menos días». Observa que esta tendencia hace que los turistas se acumulen más durante los días del fin de semana y que a principios de semana esa afluencia no sea tanta. «Por esto digo que ha sido irregular, por los altibajos que ha habido y que también se han visto de una semana a otra».

Avanza que esta tendencia es la que se va a implantar, si no lo está ya, para los próximos años : «La gente viaja más y menos días y eso implica viajes más cortos».

El presidente de los hoteleros señaló que el inicio de esta temporada en Formentera, fue «muy malo», pero sobre todo por la falta de servicios en las playas de la isla: «Creo que ha sido un inicio muy malo para el sector turístico tanto por el tema de quioscos de playa, hamacas y sombrillas como por el tema de la limpieza de las playas». También señaló que el deficiente servicio de recogida de basura se ha convertido «en el día a día» que tienen que soportar hasta que se adjudique la nueva contrata de recogida de residuos, a la que se han presentado cuatro empresas pero que sigue sin estar resuelta.

El personal

Juanma Costa admite que el problema más acuciante que tiene el sector al que representa sigue siendo la dificultad en encontrar personal cualificado: «Hemos de tener claro que este problema afecta a toda España, en el ámbito del sector servicios y de la hostelería, donde cada uno intenta llevarse el gato al agua». Otro problema que lastra la temporada es el de la vivienda: «Tenemos que sentarnos con el Consell y el resto de empresarios para abordar el asunto».

Modelo turístico

El presidente de los hoteleros apunta que los empresarios a los que representa echan de menos «definir cuál es el modelo turístico que se quiere para Formentera, da la sensación que vayamos dando bandazos». Costa se muestra partidario de volver a elaborar un plan de marketing: «No lo tenemos desde hace años, necesitamos un documento estratégico que nos marque qué Formentera queremos para los próximos cinco y diez años, este documento debe estar vivo, actualizarlo año a año, y eso quizá es lo que nos haga más falta ahora».

Apunta que se trata de definir qué tipo de turismo quiere la isla «familiar o fiestero, como el de Ibiza, que está claro que no porque no tenemos las discotecas». «¿Queremos un turismo de mediana edad, de un nivel medio-alto respetuoso con el medio ambiente? Si es que sí ,se trata de que todos nos enfoquemos en ese modelo y rememos en la misma dirección», reflexiona el presidente de los hoteleros.

Costa considera que la Comisión de Ordenación y Promoción Turística (COPT) debe ir más allá de la presentación de los datos del balance de cada temporada y asegura que el Consell «debería empezar a convocar a todo el sector para marcar esas líneas estratégicas sobre el modelo y la COPT puede ser un buen espacio para empezar a plantear el debate».

Compartir el artículo

stats