Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern quiere «reducir la presión humana» en el Parque Natural en Formentera

Espera los informes del Consell sobre la situación urbanística y de actividad de los establecimientos hosteleros más frecuentados de la zona norte de la isla

Representantes de la conselleria con Miquel Mir, en el centro, Ana Juan y Antoni Tur. CAIB

El conseller balear de Medio Ambiente, Miquel Mir, dejó claro ayer, tras una reunión con la presidenta de Formentera, que lo que persigue su conselleria, junto con el resto de administraciones implicadas en la gestión de los espacios naturales protegidos, «es encontrar las soluciones oportunas para disminuir la presión antrópica [humana] y medioambiental en el Parque Natural». Insistió que el Parque Natural de ses Salines es un ejemplo paradigmático, ya que «sufre una presión en la época estival y como administraciones competentes, junto al Consell, debemos encontrar las soluciones y el primer paso es identificar cuáles son las problemáticas».

Mir quitó importancia ayer al retraso del Consell de Formentera en contestar una solicitud de información relativa a la situación urbanística y de licencia de actividad de los establecimientos que se sitúan en las playas más frecuentadas de la zona norte de Formentera, en el seno del Parque Natural. «Se trata de relaciones administrativas absolutamente comunes, recurrentes y cotidianas entre administraciones, y hay veces que por diversas circunstancias externas adquieren más trascendencia», dijo Mir.

La presidenta del Consell de Formentera, Ana Juan, calificó la reunión que se celebró en Palma de «cordial y productiva» y añadió: «Desde el Consell estamos trabajando actualmente en los informes que se nos han pedido desde Medio Ambiente y enseguida que los tengamos se los remitiremos para seguir trabajando de forma coordinada como hemos hecho hasta ahora». Precisó que esos informes son relativos a las licencias de actividad de los establecimientos de la zona y sobre su situación urbanística.

A la reunión asistieron además el conseller insular de Medio Ambiente, Antoni Tur; el director general d’Espai Naturals, Llorenç Mas y el gerente de Abaqua, Guillem Rosselló. Este encuentro fue solicitado a principios de septiembre por la presidenta, Ana Juan, para abordar asuntos como la situación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) o el proyecto regulación, en verano, del fondeo de en todo el litoral de la isla.

Otros temas

Respecto a la situación de la EDAR, Miquel Mir explicó que se deben tener en cuenta dos aspecto como es la depuración «que depende de la calidad del agua que llegue a través de la red de alcantarillado» y por otro lado la balsa de riego (dependiente de la conselleria de agricultura) que se nutre del agua depurada. Mir aseguró que la depuradora «cumple con todos los parámetros que vienen marcados por directivas europeas, pero en caso puntuales recibe agua que no cumple», reconoció. El conseller avanzó que «estamos ahora en el proceso de licitación de la ampliación y remodelación de la depuradora que será una apuesta de futuro».

Los responsables de ambas administraciones también hablaron del proyecto de regulación del fondeo en todo el litoral que defiende el Consell desde hace años. Miquel Mir manifestó: «Formentera siempre ha sido el espejo de las Balears y lo tenemos que agradecer a la convicción que siempre ha mostrado» en la protección del entorno. El conseller añadió: «El Consell tiene esa visión integral de protección de su litoral y le damos nuestro apoyo desde la conselleria de Medio Ambiente, ya que la compartimos». En este caso indicó que «hay que seguir trabajando» y apuntó que al modelo de campos de boyas como una de las soluciones.

Ana Juan indicó: «es un proyecto ambicioso pero creemos que se debe hacer de forma progresiva y pedimos ampliar los campos de boyas a otros lugares del Parque Natural».

Compartir el artículo

stats