Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan especial incorpora espacio y bienes de Salinera al puerto de Formentera

El texto, publicado en el BOIB, está a exposición pública desde el 15 de julio. Ha sido consensuado con la APB y prevé recuperar dos solares fuera de ordenación, uno de ellos con alojamientos turísticos, al dominio público portuario

16

Las espectaculares imágenes de Formentera desde el aire.

El Consell de Govern de Formentera aprobó de forma inicial el pasado 24 de junio el Plan Especial del puerto de la Savina, que ha redactado la Autoridad Portuaria de Balears (APB) con la aprobación del equipo de gobierno insular. Además de recoger las obras ya realizadas en tierra en los últimos cuatro años, se incorpora la reordenación del espejo de las aguas interiores, en lo que respecta a las excursiones marítimas.

El documento normaliza lo ya existente y prevé actuaciones a corto y largo plazo. Entre estas últimas está el proceso de reversión, que depende de la APB, del dominio público portuario de la zona que se encuentra detrás de la torre des Trituradors y del muro des Guafe de ses Salines, así como dos edificaciones cercanas, actualmente apartamentos turísticos. Estos bienes inmuebles y espacios, propiedad de Salinera Española S.A., pasarán a formar parte del dominio público portuario cuando este Plan especial sea aprobado de forma definitiva, una vez resueltas las alegaciones que se puedan presentar hasta el 15 de agosto.

Vista de puerto de la Savina y de la recta de la carretera principal. Gerardo Ferrero

En el apartado de la gestión del dominio público, el documento reconoce que el Plan de usos de espacios portuarios (PUEP) vigente, aprobado en 2003, establece los límites de la zona de servicio, pero añade: «Este PUEP incorpora espacios no comprendidos en el Plan Especial vigente, de 1997, lo que obliga a replantear» este último documento.

Concesiones a punto de vencer

Además, considera que las concesiones de amarres náutico-deportivos y espacios asociados «caducan en el corto plazo, lo que podría permitir cambios en la ordenación y urbanísticos en las zonas implicadas». Este apartado precisa: «Existen unos alojamientos turísticos en la zona sureste. Esta zona aún no forma parte del dominio público portuario (es propiedad de Salinera Española S.A.). Cuando se incorporen al dominio público portuario, estos edificios deberán dejar de tener uso residencial. En caso contrario, se estará incumpliendo el Trlepmm (art. 72.3)», en referencia a la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante.

El conseller de Territorio y Movilidad, Rafael González, explicó los principios en los que se basa el documento, de más de 570 páginas, que han sacado adelante las dos administraciones, la APB y la institución insular: «Desde el Consell trabajamos sobre varias premisas, como la de no ampliar el puerto de la Savina y reordenar en tierra lo que se ha hecho. Y ahora reclamamos la reordenación de la zona marítima con los cambios que se están haciendo y los que tienen que venir», en referencia a la zona de atraque de las excursiones marítimas, frente a la estación marítima.

Rafael González acusó a la APB de no cumplir con los compromisos alcanzados en relación a la gestión de los atraques de las excursiones de un día: «Acordamos que solo pueden amarrar cinco embarcaciones, pero hemos contado hasta ocho y 10», por lo que insistió en la necesidad de aplicar los citados acuerdos.

Zona terrestre

González destacó que la principal actuación en el puerto se tiene que llevar a cabo en la parte terrestre, «con la integración del puerto con el pueblo de la Savina: priorizamos al peatón respecto al tráfico, potenciamos la bicicleta con el carril bici que se ha hecho y un nuevo ramal que se tiene que hacer». El otro aspecto importante es que cuando se reformen los edificios de la actual Casa del Mar y los adyacentes, situados en zona portuaria, se proyectarán aparcamientos subterráneos.

González destacó que uno de los puntos más importantes es la recuperación de las parcelas propiedad de Salinera Española, que estarían fuera de ordenación y que actualmente se usan como zona de mantenimiento de embarcaciones. En el futuro, «compaginarían ese uso con el de una marina seca», apuntó.

Además, este plan también prevé la restauración de la torre des Trituradors y habilitar al lado una construcción existente como centro de interpretación de las salinas de Formentera.

Compartir el artículo

stats