Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Formentera | Debate sobre el estado de la isla

El pleno sobre el estado de Formentera acaba con una bronca pese a la unanimidad de las resoluciones

Los consellers aprueban por consenso 16 de las 22 propuestas elevadas al pleno y dos más son presentadas de forma conjunta

Aprobación por unanimidad de una moción en el pleno del estado de la isla de Formentera. CIF

La segunda sesión del pleno sobre el estado de la isla de Formentera terminó mal, con bronca entre la bancada de Sa Unió y el conseller socialista, Rafa Ramírez, lo que obligó a intervenir en dos ocasiones a la presidenta del Consell, Ana Juan, para pedir moderación a los consellers.

La presidenta, antes de levantar la sesión, manifestó: «Hemos vivido unas situaciones en este debate que nuestros ciudadanos, a los que nos debemos, porque nos han votado, no se merecen. No se merecen ver descalificaciones, golpes en las mesas ni malos gestos por lo que pido que todos los que estamos aquí representados hagamos esta reflexión porque creo que la imagen que se ha dado hoy en este debate sobre el estado de la isla de Formentera no es la que quieren nuestros ciudadanos». Así quedó reflejado el amargor de una sesión que comenzó bien y terminó mal.

Momento de la sesión del pleno sobre el estado de la isla. | CIF

Todo empezó con una respuesta del conseller de Bienestar Social, Rafael Ramírez, a una propuesta de Sa Unió, que defendió la consellera Cristina Costa, para pedir que el Consell estudiara la posibilidad de rehabilitar edificios de su propiedad, como la nave situada al lado de la ITV, en la zona industrial, o el edificio que antes ocupaban los servicios sociales, al lado del cuartel de la Guardia Civil, para destinarlos a viviendas sociales o para alojar al personal esencial de los servicios públicos.

«Esto es en serio... esto no es un chiste...», le espetó el conseller socialista para luego calificar la propuesta de Sa Unió de «ocurrencia». Esto provocó, por unos instantes, que los consellers de Sa Unió golpearan las mesas y pidieran, a voces, «respeto». Ramírez continuó: «Si me está usted diciendo [dirigiéndose a Costa] que hay que rehabilitar un edificio en una zona industrial, donde no se puede vivir, es serio, o sea... Traigan políticas serias en materia de vivienda y no ocurrencias».

"Hemos vivido unas situaciones en este debate que nuestros ciudadanos, a los que nos debemos, porque nos han votado, no se merecen"

decoration

Esta penúltima propuesta de Sa Unió calentó el ambiente. Tras casi seis horas de debate el cansancio empezaba a hacer mella en los consellers.

Rebaja de impuestos

Pero la tensión no terminó ahí. La última propuesta concretaba lo que Sa Unió avanzó en la primera sesión de este pleno sobre el estado de la isla, en la que pidieron la reducción de la carga tributaria y fiscal, que no fue aprobada, tras un tenso debate donde se pusieron de manifiesto las diferentes formas de entender la gestión de la Administración pública.

Lejos de apaciguar la tensión vivida unos minutos antes, el portavoz de Sa Unió, Lorenzo Córdoba, comenzó la defensa de esta propuesta de reducción de impuestos, diciendo: «Gracias señora presidenta. A ver si acabamos este circo de una vez».

Esa frase le valió la reprobación de Ana Juan: «Señor Córdoba, esto no es un circo, es el plenario del Consell Insular de Formentera, un respeto». Cuando llegó de nuevo su turno, Córdoba se quejó de la diferencia de trato de la presidencia por la frase de Ramírez, que calificó de «chiste» una propuesta de su grupo, y el «circo» que él mismo había utilizado.

Este último tramo del pleno fue la excepción al desarrollo de la sesión, que no se correspondió ni en el tono ni en la forma con la unanimidad que se alcanzó con la aprobación de 16 propuestas de resolución de las 22 que se debatieron, más dos que fueron consensuadas y presentadas de forma conjunta. Una de ellas, para pedir al Govern balear la ampliación del IES Marc Ferrer, y la segunda sobre el Plan de Acción por el Clima, que implica iniciar un proceso de descarbonización y la implantación progresiva del uso de energía limpias.

Las propuestas

De las otras diez propuestas restantes presentadas por la oposición (dos fueron consensuadas), cinco fueron aprobadas con el apoyo de todos los grupos políticos.

Así, el pleno aprobó «instar a la Autoridad Portuaria a reordenar los usos del espacio marítimo del puerto de la Savina, habilitando espacio para amarres sociales, otro para embarcaciones de alquiler y una marina seca, garantizando así la adaptación del puerto de la Savina a las necesidades y capacidad de carga de Formentera».

También se instó «a la Demarcación de Costas en Balears a rehabilitar, de manera urgente, el mollet de es Caló y preservar su estructura y usos para garantizar la seguridad y la identidad del núcleo» de esta localidad.

El Consell acordó además instar al Govern a «desarrollar la regulación y ordenación de los fondeos en todo el litoral, valorando la capacidad de carga de nuestro litoral y en las zonas que estén permitidas dentro del nuevo plan de gestión Natura 2000».

Una propuesta conjunta fue «instar al Govern a realizar de forma prioritaria y urgente el proyecto de ejecución y las obras de ampliación del IES Marc Ferrer, único instituto de Formentera, y que cuenta con partida presupuestaria en los presupuestos generales de la CAIB».

Por otra parte, se acordó reclamar «al Govern a que encargue el proyecto de rehabilitación y museografía del edificio de sa Senieta».

En lo que respecta al sector turístico, el pleno aprobó una propuesta, defendida por la vicepresidenta y consellera de Turismo, Alejandra Ferrer, que pide al Consell que «trabaje conjuntamente con el sector y asociaciones empresariales en la adaptación de las diferentes normativas turísticas para adaptarlas a la ley de circularidad, con atención a las características específicas de la isla».

Política energética

También se presentó otra propuesta conjunta, aprobada por todos los grupos políticos, para instar al Consell a financiar el desarrollo del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES) con fondos provenientes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, así como a «elaborar un plan de implantación e impulso de las energías renovables».

En materia de juventud, fue aprobada la redacción del III Plan de la Infancia y la Juventud. También salió adelante la redacción de la cartera de servicios sociales y otra moción para continuar buscar fórmulas de financiación del sector primario. También fue aprobada a instancias de Sa Unió una modificación del PTI para rehabilitar anexos en las explotaciones agrarias y ganaderas.

Compartir el artículo

stats