Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro de los seis quioscos de playa de Formentera ya han abierto

El chiringuito People, en la playa de es Pujols, dará servicio en los próximos días y el de Cala Saona tardará más por la complejidad de su montaje

Apertura del quiosco 62, en la playa de Migjorn. C.C.

Cuatro de los seis quioscos de playa de Formentera que estaba previsto que se abrieran esta temporada tras la polémica de las concesiones, de los ocho que había el año pasado, ya están dando servicio después meses de incertidumbre sobre su futuro y el de los servicios de playa de la isla en general.

Aspecto que presenta el quiosco de Cala Saona, que se está montando. | C.C.

El pasado martes abrió el quiosco de ‘Bartolo’, en es Caló des Mort, que fue uno de los primeros que se puso a montar hace unos diez días. Su titular, Bartolo Escandell, que también es el portavoz de este colectivo, no escondía su satisfacción: «Ya estamos abiertos para dar el servicio a la gente, nos han preguntado mucho y todo ha arrancado bien».

En la misma playa de Migjorn también está el Pirata Bus, otro mítico quiosco que está abierto desde ayer mismo. También en Migjorn estaba previsto que ayer abriera el Lucky. Otro de los quioscos concurridos de esta playa es el 62, que ayer por la tarde empezó a dar servicio con gran cantidad de clientes fieles que no desaprovecharon el primer día a pesar del viento del suroeste que ayer azotaba esta zona de la costa de la isla.

Respecto al quiosco People, situado en la playa de es Pujols, los titulares están realizando tareas de limpieza y acondicionamiento de la estructura, pero aún no tienen una fecha fija para abrir, aunque esperan poder hacerlo «dentro de unos días».

Finalmente, el quiosco Cala Saona será sin duda el que más tarde en abrir debido a la complejidad de su montaje ya que está literalmente suspendido sobre el costa de esa zona. Ayer se podía ver cómo tenían parte de la estructura sobre la que se monta el quiosco levantada, pero aún falta bastante para que finalice su instalación.

Tal y como anunciaron los titulares de los quioscos de Sa Franja, en Migjorn, y Bartolito, en es Pujols, no abrirán ya que decidieron dejar esta actividad y ni siquiera se presentaron al concurso, pendiente de resolver.

Este año, el Consell de Formentera ha optado por dar una «continuidad de servicio» a los anteriores titulares de los quioscos cuyas ofertas no han quedado como las mejor valoradas por la mesa de contratación, especialmente en lo relativo a la propuesta económica.

Pero debido a que se han presentado numerosos alegaciones al concurso, que los técnicos siguen contestando, también se han presentado dos contenciosos administrativos ante el TSJB contra los criterios utilizados en el proceso de evaluación de las ofertas.

Todas estas circunstancias provocaron que no se pudiera llegar a adjudicar el nuevo contrato de explotación de los servicios de temporada en las playas de la isla, con una duración de seis años, de 2022 a 2027, prorrogables a otros dos.

Este primer año no se podrá contabilizar en el plazo de la nueva adjudicación, cuando esta se produzca, y se hará a partir de 2023. Los actuales titulares saben que esta continuidad de servicio es temporal y concluirá con esta temporada turística.

Compartir el artículo

stats