Diario de Ibiza

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sancionada la titular de un piso protegido en Formentera por intentar venderlo por 450.000 euros

Cuatro inspectores de la conselleria detectan 14 irregularidades entre los 37 pisos de la promoción de protección oficial situada en Sant Francesc

Los dos edificios de los pisos de protección oficial, situados en Sant Francesc.

La conselleria balear de Movilidad y Vivienda ha cerrado tres expedientes con dos sanciones de 3.600 y otra de 4.500 euros relacionados con la oferta de venta por 450.000 euros de un piso situado en los edificios de Protección Oficial de la calle Isidor Macabich de Sant Francesc, en Formentera, muy por encima del precio máximo que marca el Ibavi (Instituto Balear de la Vivienda).

La voz de alarma la dio el Consell de Ibiza en septiembre de 2021 al detectar un anuncio sospechoso de un particular en el grupo ‘Segunda mano Formentera’ de una red social.

En esta plataforma se anunciaba, por un precio de 450.000 euros, un piso que se encuentra en la citada promoción de viviendas protegidas (VPO) construida por el Ibavi y cuyo precio máximo está fijado en 1.940 euros el metro cuadrado útil y en 1.164 euros el metro para parking y trastero.

Es decir, que el precio máximo de la venta no podía superar, en ninguno de los casos, los 172.947 euros sumados los dos conceptos.

Incumplir la normativa

Los expedientes se abrieron a la propietaria del piso y a dos inmobiliarias que trabajan en Formentera por vulnerar el artículo 87 de la Ley de Vivienda de Balears 5/2018, relativa a hacer publicidad de vivienda protegida sin ajustarse a la normativa que obliga a indicar que se trata de VPO, teniendo que cumplir con el resto de la normativa que regula estas promociones públicas.

Cada una de estas infracciones graves se han sancionado con 6.000 y 18.000 euros. Una de las inmobiliarias y la propietaria han reconocido su culpa y han pedido acogerse a los beneficios legalmente previstos, por lo que tendrán que pagar en total 3.600 euros cada uno.

La otra inmobiliaria presentó alegaciones, que se han estimado parcialmente, y le ha quedado una sanción en 4.500 euros.

La investigación

Una vez recibida la alerta desde el Consell de Ibiza, toda la información inicial se remitió entonces al servicio de Inspección de Vivienda de la conselleria balear, que recogió más datos y recabó documentación del Consell de Formentera para verificar el empadronamiento de los titulares de estos pisos, entre otras cuestiones.

Además, se realizó una búsqueda de más anuncios del mismo tipo sobre la misma promoción, identificando publicaciones en diferentes páginas de internet, a las que también se requirió documentación a lo largo del mes de noviembre, comprobando que eran el mismo anuncio en diferentes sitios.

Una vez que el servicio de inspección recibió y analizó toda la documentación de la que disponía, un equipo de cuatro inspectores (uno de Ibiza y los otros tres de Mallorca) se desplazó hasta Formentera el día 1 de diciembre de 2021 para inspeccionar toda la promoción de VPO de la calle Isidor Macabich, levantando actas y recogiendo nuevas evidencias.

Como resultado fueron detectadas otras posibles irregularidades en 14 de las 37 viviendas de esta promoción de VPO, que han generado los correspondientes expedientes que actualmente se encuentran en diferentes estados de tramitación, ya que algunas de las situaciones todavía se están investigando.

Domicilio habitual

Entre ellas hay 11 viviendas cuya situación todavía se está investigando, mientras que en un caso más se ha iniciado expediente sancionador por no destinarse a vivienda habitual. Otros dos ya han sido sancionados por el mismo motivo y han reconocido los hechos.

La conselleria de Movilidad y Vivienda destaca en esta inspección la colaboración que brindó «en todo momento el Consell de Formentera» e insistió en que la Ley de la Vivienda balear blinda la función social de las viviendas y, especialmente, de las protegidas.

Estas deben destinarse siempre a vivienda habitual de sus titulares, y están sometidas a diferentes trámites y controles administrativos tanto en el caso de su alquiler como de venta, que, además, siempre vienen condicionados a unos precios máximos.

Compartir el artículo

stats