Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hombre que agredió a su nuera en Formentera ya la había atacado antes con un hacha en Navidad

Lugar donde se produjeron los hechos.

Horst Bringewald, de 83 años de edad, nacionalidad alemana y residente en Formentera, se suicidó ayer disparándose un tiro en la cabeza con una pistola del calibre 9 milímetros tras protagonizar un violento suceso en el que hirió a dos miembros de su familia: su nieto de 22 años y su nuera de 49.

Detrás de este acto violento se esconden una serie de denuncias contra Bringewald que se remontan a las pasadas fiestas de Navidad.

Según ha podido saber este diario, el agresor fue denunciado el pasado mes de diciembre por su nuera.

El motivo es que coincidieron en un camino de un solo sentido, frente a frente en su respectivos vehículos. Entonces, esta persona sacó un hacha del maletero de su coche y destrozó la luna delantera y la trasera del vehículo de su nuera, que tuvo que salir corriendo campo a través.

Ese mismo día denunció los hechos ante la Guardia Civil.

Los hechos

El suceso ocurrió a primera hora de la mañana en la zona de Can Miquel Martí, Migjorn. En ese momento, la madre se disponía a salir de su domicilio en coche junto a su hijo menor, de 11 años, para llevarle al colegio. Cuando estaban dentro del coche a punto de salir apareció su suegro, que vive en otra vivienda cercana, blandiendo un arma y amenazándola de muerte a través de la ventanilla. La mujer, asustada por la presencia del menor en el coche, intentó tranquilizar al agresor.

Al oír el revuelo y los gritos de su madre, el hijo mayor, de 22 años, que se encontraba en el interior de la vivienda salió para defender a su madre de su abuelo, con el que forcejeó para finalmente resultar herido de bala en la pierna derecha y en un brazo. Segundos después, su abuelo se alejó unos metros de la vivienda y se disparó un tiro en la cabeza.

8

Un muerto y dos heridos en un tiroteo en Formentera

Compartir el artículo

stats