Suscríbete

Diario de Ibiza

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Parejo recibe una mención de honor de los premios Monochrome 2021

La imagen fue tomada durante un rito animista en Chiapas (México). El formenterés se encuentra estos días en Argentina con otro proyecto

Foto premiada en el Monochrome Award de 2021

El fotógrafo formenterés Javier Parejo ha sido reconocido con una mención de honor por una de sus fotografías en los premios internacionales que organiza Monochrome solo para imágenes en blanco y negro en su edición de 2021 y que se acaban de hacerse públicos.

La imagen es de 1995 y pertenece a una serie que realizó cuando estuvo en Chiapas (México) y pudo acceder a un rito animista para «sacarle el demonio» a ese niño que lanza una mirada de no entender nada al objetivo. Alrededor de su cabeza manos que se juntan y en primer plano la mano extendida del pastor y un puño de otro participante. La imagen la captó con una cámara analógica.

Javier Parejo se encuentra en estos momentos en Argentina y agradece la mención de la categoría profesional para reconocer que no se la esperaba: «Me enteré aquí, en Argentina, cada año mando fotos a ese concurso que es en blanco y negro que es lo que me gusta». Explicó que envió la imagen en noviembre del pasado año «y ahora me han hecho una mención de honor que tampoco es gran cosa».

Recordó que la fotografía está realizada en el contexto de una comunidad religiosa, donde se mezclaban varias confesiones, en la que se realizaban rituales sanadores: «A este niño le estaban haciendo un exorcismo y toda esa gente con el chamán a la cabeza, que es el que tiene la mano extendida, le estaban intentando sacar el demonio». En ese momento publicó todo el reportaje en el desaparecido semanario Cambio16.

Javier Parejo empezó como fotógrafo freelance en 1992 en México. Por circunstancias familiares dejó la profesión y ahora vuelve a recuperar su pasión.

Ahora viajará hasta el río Paraná para retratar lo que está pasando: «Se está quedando seco, está más bajo que nunca con la muerte de muchos peces y esos ataques de pirañas, todo por el cambio climático, volveré a la isla a principios de febrero».

Compartir el artículo

stats